Mas-Colell abre la puerta a reducir la paga extra a más funcionarios

La Generalitat ultima una nueva emisión de bonos de hasta 4.000 millones 

El conseller Mas–Colell el miércoles en el Parlament
El conseller Mas–Colell el miércoles en el Parlament

BARCELONA – Las finanzas de la Generalitat siguen, pese a los recortes, pendiendo de un hilo y el conseller de Economía, Andreu Mas–Colell, avanzó ayer que los trabajadores de las empresas públicas tendrán que incrementar sus «sacrificios» para salvaguardar sus puestos de trabajo. Para ello, el conseller quiere dejar los sueldos de los funcionarios a niveles de 2007, dado que las cuentas de la Generalitat son bastante parecidas a las de este año. El conseller, además, adelantó que la administración catalana está ultimando una nueva emisión de los bonos.
Mas–Colell vaticinó que 2012 será un año «muy difícil» y aseguró que, por ello, el gobierno catalán ha optado por recortar la paga extra de Navidad de los miembros del ejecutivo y altos cargos de la Generalitat. El conseller explicó, en declaraciones a TV3, que «en 2007 teníamos una Salud de primera, buena enseñanza, buenas universidades, etc., y tenemos que poderlo volver a hacer». Para volver a 2007, sin embargo, «poco o mucho tenemos que modificar los aumentos salariales que ha habido» entre los funcionarios, lo que podría afectar también a la paga extra como ha ocurrido con 350 altos cargos del Govern.
La Generalitat, además, se ha visto con el agua al cuello a poco menos de dos meses para que venza la emisión de los conocidos como bonos patrióticos, que realizó el anterior gobierno tripartito y, por ello, ha tenido que repetir el movimiento. Si la primera emisión fue de 3.000 millones, en esta ocasión podría alcanzar los 4.000. Las condiciones de la futura emisión se basaría en bonos para particulares, como en anteriores ocasiones, con la novedad de que ahora los vencimientos serían a uno y dos. De tal manera que, el tramo a un año tendría una rentabilidad del 4,75 por ciento y el de dos, 5,25.
En cuanto a los presupuestos de la Generalitat de 2012,el conseller reconoció que se mantendrán los recortes, aunque en ningún caso alcanzarán el 10 por ciento de este año. También afirmó que es «imposible», como reivindica la oposición, tener los presupuestos antes del 10 de octubre. El conseller dijo que comparecerá en el Parlament para dar explicaciones al respecto.

Trias no quiere recortar la extra de Navidad en el Ayuntamiento
La medida anunciada por el president de la Generalitat, Artur Mas, de que tanto los consellers como los altos cargos se quedarán sin paga extra empieza a ganar adeptos. Si primero el presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona propuso emular la iniciativa, ayer el resto de grupos de la oposición –PSC, ICV y ERC– se mostraron a favor. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), no obstante, mostró menos entusiasmo en suprimir la paga extra y, aunque no lo ve necesario, señaló que lo estudiará. «Creo más en los gestos constantes. En una línea de marcar unos presupuestos serios, con unas retribuciones serias que hacen que no debamos tomar decisiones puntuales de estas, porque ya tenemos desde el inicio una actitud austera y dura»,dijo Trias. Y remitió a la próxima junta de portavoces para acabar de perfilar la medida. El ex alcalde y presidente del grupo municipal socialista, Jordi Hereu, cree que harán esta renuncia, aunque recordó que «hubiese sido mejor no haber suprimido el impuesto de sucesiones». «Es una política de gestos y tiene un valor pedagógico que no hay que menospreciar, pero no es la solución a nada», dijo Hereu, recordó que cuando fue alcalde rebajaron un 15% el sueldo de los cargos públicos.