La UPC no puede pagar colaboraciones superiores a los 1500 euros

La Razón
La RazónLa Razón

Barcelona- El ahogo económico de las universidades catalanas está alcanzando límites estratosféricos. Consciente de que los dos centros que peor cifras arrastran son la Universitat Autonòma y la UPC, la secretaria de Universidades amenazó con la figura de un interventor en las cuentas de los centros para fiscalizar sus presupuestos y tratar de acabar con el déficit entre 2013 y 2014. Una medida que no ha llegado a materializarse por el rechazo frontal de las universidades públicas.
Mientras en la UAB se convocan elecciones a rector después de que el equipo de Gobierno no diera apoyo al presupuesto de la actual rectora, Anna Ripoll; en la UPC, que arrastra una deuda de 98 millones, se dio ayer la voz de alarma por la escasez de liquidez. El rector, Antoni Giró, emitió un comunicado en el que pide al personal docente que no encargue colaboraciones que superen los 1.500 euros hasta, por lo menos, el mes de noviembre.
La restricción a las colaboraciones afecta sólo a estos encargos, que son percepciones del profesorado ligadas a su actividad de investigación y transferencia, y, según el centro no tendrá ningún impacto en los proveedores, que tienen garantizados los pagos independientemente de la cantidad de la factura.
El Consejo Social de la UPC aprobó ayer el presupuesto para 2012 en una sesión en la que se autorizó la ampliación de la póliza de tesorería, lo que debería mejorar la liquidez. El presupuesto para este año se eleva a 310,9 millones de euros, un 9,4 por ciento inferior al de 2011.