Lukashenko aumenta el acoso a la oposición bielorrusa

Un centenar de personas se concentraron ayer frente a la prisión preventiva de Minsk para exigir la liberación de los opositores detenidos en los disturbios postelectorales del domingo en Bielorrusia.

Lukashenko es un gran aficionado al hockey
Lukashenko es un gran aficionado al hockey

«Demandamos que los detenidos sean liberados, ya que han sido apresados por motivos políticos», aseguró el veterano líder opositor y ex candidato presidencial Alexander Milinkevich, convocante del acto.

«Libertad, libertad, libertad», gritaron los asistentes al acto, quienes encendieron velas, cantaron y se comportaron pacíficamente, según informaron las agencias rusas. Los manifestantes opositores se dispersaron después de que el subjefe de la Policía de Minsk, Igor Yevseev, les conminara a suspender el acto. «La concentración es ilegal. Les insto a dispersarse en un plazo de cinco minutos», advirtió.

600 condenas de cárcel
Cinco candidatos a la Presidencia bielorrusa, además de otros dirigentes opositores, aún se encuentran encerrados e incomunicados en el centro de detención del KGB en Minsk, según comunicó a Efe la esposa de Anatoli Lebedko, líder del Frente Cívico Unificado. El presidente Alexander Lukashenko aseguró ayer que «en prisiones preventivas se encuentran 639 personas», de las que más de 580 ya han sido condenadas, en su mayoría a entre 5 y 10 días de arresto.