Grecia se salva y Europa respira

El Parlamento heleno aprueba el plan de ajuste de 78.000 millones de euros propuesto por el Gobierno> Violentos enfrentamientos en Atenas

Este nuevo paquete de medidas de austeridad contempla nuevos   recortes en el gasto público y subidas de impuestos
Este nuevo paquete de medidas de austeridad contempla nuevos recortes en el gasto público y subidas de impuestos

Atenas / Bruselas- Es probable que el Parlamento griego no hubiera concentrado tanta atención en la Historia moderna como ayer. Pero es que lo que se votaba en la cámara helena no era sólo el plan de ajuste de 78.000 millones para salvar a Grecia de la bancarrota, sino que también estaban en juego el futuro del euro y el de la propia UE. Por eso, cuando a las tres y cuarto de la tarde el Ejecutivo socialista de Yorgos Papandreu ya tenía el «sí» de los 151 diputados que necesitaba para aprobar el ajuste, Europa respiró aliviada.

De la trascendencia de la votación dio cuenta el discurso cuasi apocalíptico que Papandreu pronunció en la cámara poco antes de que empezase la votación. «Hay que escoger entre el camino duro del cambio y la catástrofe. La suspensión de pagos acabaría con el sistema de salud, las escuelas, reduciría las pensiones en un 80% y también los sueldos de todos los funcionarios públicos», advirtió el primer ministro.

La votación siguió el guión previsto con ligeras variaciones. Al final, 155 diputados votaron a favor del recorte, cuyos detalles se someterán hoy a otra votación. De los cuatro socialistas que amagaron con rechazarlo, sólo uno votó en contra. Su negativa fue compensada por el voto afirmativo de una diputada conservadora, que rompió la disciplina de partido.

El visto bueno del Parlamento griego al tijeretazo no sólo permitió respirar aliviados a los líderes europeos. También liberó los 12.000 millones de euros que necesita Grecia para evitar la bancarrota a mediados de julio.

Esta cantidad pertenece al quinto pago de los 110.000 millones de euros del rescate que la UE y el FMI concedieron el pasado año a Grecia. Sin embargo, este dinero no resuelve los problemas económicos griegos, que necesitará permanecer enganchada a la asistencia internacional durante al menos los dos próximos años. Para ello, la eurozona ya prepara un segundo paquete de rescate por una cantidad semejante al primero. Los ministros de Finanzas europeos se reunirán este domingo para desbloquear el envío de los 12.000 millones y empezar a concretar el segundo rescate, que Bruselas quiere tener listo para el 11 de julio.

En estas dos semanas, los europeos deberán terminar de concretar la participación del sector privado en el rescate, que se espera que coopere con 30.000 millones de euros, el punto más peliagudo por la complejidad técnica de detallar esta involucración sin que suponga una reestructuración de la deuda que desate un terremoto financiero. Países como España, Holanda y Francia han llevado la iniciativa en involucrar a su banca. En el caso de las entidades francesas, las más expuestas a la deuda griega, participará con un compromiso por hasta 30 años adicionales con el 70% de los bonos helenos que posee.


Las claves del drama griego
Fechas
2-05-2010
Grecia anuncia que ha cerrado el primer paquete de ayuda con la UE y el FMI por valor de 110.000 millones de euros.
29-06-2011
El Parlamento heleno aprueba un nuevo plan de ajuste para recibir un segundo rescate.
- La situación de la economía
Las primeras medidas de ajuste han dejado a la economía griega muy maltrecha. En los primeros meses del año ha caído un 5,5%. Su deuda sobrepasa el 150% de su Producto Interior Bruto.
- Sarkozy y la nueva ayuda
El presidente francés, Nicolas Sarzozy, ha sido clave para convencer a Angela Merkel de los términos en que la banca debe participar en el segundo plan de rescate que se prepara para ayudar a Grecia.