Europa

El consumo de gas y luz bate récords

La demanda se dispara por el uso de la calefacción y las estufas

MADRID- La estufa y la calefacción son las principales armas contra este frío siberiano y su uso disparó ayer la demanda energética. El consumo de gas alcanza máximos históricos con esta ola de frío polar y el de electricidad registra las mayores cotas de lo que llevamos de invierno.

En relación a la demanda convencional de gas (comercios, hogares e industria) el sistema gasista Enagás batió el jueves un récord histórico de 1.208 gigavatios/hora, un 2,4 por ciento más que la demanda registrada el 24 de enero del año pasado, fecha en la que se superó el récord histórico, informa Ep. Ese mismo día, Gas Natural-Fenosa contabilizó un incremento 12,9 por ciento del consumo de gas –839 gigavatios/hora–, respecto al mismo día de la semana pasada.

Consumo eléctrico
El temporal repercutirá también en la factura de la luz. La cota de consumo de electricidad se situó ayer a las 20:00 horas en 42.270 megavatios, el máximo de este invierno, según la curva de demanda en tiempo real de Red Eléctrica de España. Esto significó un aumento de 9,31 por ciento respecto al máximo del jueves de la semana pasada. Pese a esto, debido a la reducción del consumo industrial de electricidad por la crisis económica, no se están alcanzando récords históricos en el consumo eléctrico.

El incremento de la demanda de gas no ha sido una cuestión exclusiva de nuestro país y ha generado problemas en Europa. Las necesidades de gas para combatir el intenso frío ha superado todas las previsiones, lo que ha llevado a Rusia a disminuir el volumen de gas que envía a los países de la Unión Europea, ya que el contrato de suministro prevé que Moscú puede reducir la provisión de gas en caso de que lo necesite para consumo propio. La medida ha afectado a Austria, Italia, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria, Rumanía y Grecia, con restricciones de entre el 10 y el 30 por ciento, pero la situación no es de emergencia porque los países países cuentan con reservas y vías alternativas para aprovisionarse.

Miles de niños sin clase
De vuelta a España, la nieve obligó ayer a usar cadenas en 25 puertos de la red secundaria, especialmente en las provincias de Burgos, La Rioja y Palencia y forzó el cierre de otros ocho. Además, la Dirección General de Tráfico pidió extremar las precauciones en vías principales de diferentes puntos de la Península. Asimismo, se han suspendido las comunicaciones marítimas con Mallorca, ya que la ola de frío siberiano ocasionó rachas de viento de hasta 90 kilómetros/hora y olas de hasta seis metros frente al puerto de Mahón.

En Cataluña, una de las comunidades más afectadas, 120 centros educativos cerraron y dejaron a 38.300 alumnos sin clase, a lo que se sumó la supresión de líneas de transporte escolar que afectó a 15.000 niños. En Castilla y León, otros 1.633 alumnos se quedaron sin clase.