MENÚ
martes 20 agosto 2019
14:29
Actualizado

Camps dice tras el fallo del TS que es inocente y que pagó sus trajes

La sentencia los desvincula de cualquier financiación irregular del PP

  • El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se dirige a los periodistas
    El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se dirige a los periodistas
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de mayo de 2010. 20:52h

Comentada
Valencia. 18/5/2010

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, aseguró disfrutar de «toda la tranquilidad del mundo» tras conocer ayer la sentencia del Tribunal Supremo que reabre la causa sobre los presuntos regalos que recibieron de la trama «Gürtel» cuatro miembros del Partido Popular en Valencia.
Ante los periodistas, Camps reiteró que «nadie me ha regalado nada», y manifestó que los hechos descritos en el fallo del Tribunal Supremo «son un tremendo lío y una auténtica mentira», pero subrayó que «si hay una cosa que queda clara en el auto, es que no hay adjudicación irregular alguna de la Administración valenciana, ni ningún tipo de financiación irregular, porque el auto dice que sólo es una cuestión de trajes».
Por otra parte, el jefe del Gobierno valenciano anunció que solicitará la inclusión de nuevas pruebas en su defensa, en concreto las conversaciones registradas a Pablo Crespo, cabecilla de la trama «Gürtel», en las que éste afirmaba que Camps pagó los trajes. A este respecto, el presidente de la Generalitat señaló que «el Tribunal Supremo no ha podido ver esas conversaciones, capitales y exculpatorias, porque alguien no dejó que llegaran antes a Valencia». Además, indicó no entender «por qué la presidenta del Tribunal Constitucional puede recibir un regalo diez veces superior en valor a los que dicen que me regalaron y su caso se archiva de plano». 
Camps también lanzó un mensaje a los socialistas, a los que culpó de montar «este lío» para ganar «lo que no consiguen en las urnas» y sentenció que «los valencianos no los quieren, porque se han portado mal con nuestra Comunidad».
Para la Presidencia de la Generalitat, el auto del Tribunal Supremo abre un debate sobre los regalos que reciben los políticos y se cuestionó qué iba a pasar ahora con los ministros que han reconocido haber recibido regalos, y sobre todo, con aquéllos que no quisieron concretar el carácter de los mismos. El auto del Supremo sí reconoce que no se ha valorado la proporcionalidad del presunto regalo a los usos sociales ni se ha determinado que el valor del regalo dé pie a una actuación parcial y deshonesta. También determina que no existe relación entre los supuestos regalos y la contratación efectuada por la Generalitat. por lo que demostraría que no existió ninguna trama de financiación irregular.


«Hoy soy más feliz que ayer»
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, señaló ayer por la mañana, nada más conocer el auto, que «hoy soy más feliz que ayer», se mostró convencido de que «esto va a acabar antes de lo previsto» y apostilló que «lo acabo de leer». El presidente volvió a mostrar su absoluto convencimiento de su inocencia, algo que ha reiterado desde el primer momento y que repitió por la tarde.

Últimas noticias