Los recuerdos traumáticos podrían eliminarse en la primera semana

Los estudios con ratones han demostrado que los recuerdos traumáticos o de miedo pueden extinguirse, a menudo temporalmente pero algunas veces por completo, según un estudio del Instituto Médico Howard Hughes en Baltimore (Estados Unidos) que se publica en 'Science Express', la edición digital de la revista 'Science'.

Los investigadores han identificado las bases moleculares de estas dos posibilidades y sus descubrimientos podrían aplicarse para ayudar a las personas a superar sus recuerdos de miedo.

Los científicos, dirigidos por Roger Clem y Richard Huganir, experimentaron con grupos de ratones normales y mutantes y descubrieron que el papel de los receptores de glutamato permeables al calcio, conocidos como AMPAR, se veía aumentado durante el condicionamiento del miedo cuando los roedores primero aprendían a estar asustados ante un estímulo.

Los investigadores descubrieron que esta mayor actividad de AMPAR duraba hasta una semana después del condicionamiento del miedo pero que dentro de esta breve ventana temporal, los recuerdos de miedo podían borrarse por completo mediante la conducta.

Los experimentos electrofisiológicos con láminas finas del cerebro de los roedores confirmaron que los cambios sinápticos adquiridos durante el condicionamiento del miedo se habían revertido en los ratones que habían pasado por el entrenamiento de extinción del miedo durante la ventana temporal de una semana.

En conjunto, los descubrimientos proporcionan una base molecular específica para eliminar de forma permanente el miedo y la relativa inestabilidad de los recuerdos en el cerebro durante esa primera semana.