Dimiten cuatro directivos de la Academia de TV por «no contar nada»

Angel Blanco afirma que los miembros de la academia "tendrán que preguntarse qué es lo que está pasando"

Los académicos y miembros de la junta directiva de la Academia de Televisión Angel Blanco, Pastor Lorenzo, Rafael García Loza y José Luis Campos han enviado su dimisión a través de correo electrónico al presidente de la institución Manuel Campo Vidal al sentir que sus opiniones no "cuentan nada"para tomar las decisiones, según ha afirmado a Europa Press Campos. "Están haciendo lo que les interesa sin escuchar a nadie", se ha quejado Campos. En su caso, el detonante para presentar la dimisión ha sido "el desastre de organización"de la última gala de entrega de los premios de la institución. "Somos la Academia de Televisión y debíamos ser un ejemplo en la organización de un evento de estas características", ha subrayado. En este sentido, el académico ha explicado que él propuso delegar en "una empresa profesional"la organización gala y que "la misión de la junta se limitase a buscar la financiación", pero finalmente el órgano directivo de la academia no accedió a su propuesta. "Para no contar nada, lo mejor es marcharse", ha señalado Campos. Por su parte, otro de los miembros de la junta que ha dimitido, Angel Blanco, ha insistido en que el "detonante ha sido motivado por la organización de las dos últimas galas de entrega de premios". "Una gala que hace la academia no puede quedar mal, porque en teoría somos los técnicos de televisión con más años de antig~edad, con lo cual deberíamos hacerlo mejor que nadie", ha indicado. "Los miembros de la academia tendrán que preguntarse qué es lo que está pasando", ha subrayado Blanco, quien ha reconocido, no obstante, que la junta, que encabeza Manuel Campo Vidal, "empezó muy bien". En este sentido, ha indicado que en "los primeros momentos se empezó a trabajar con mucha fe, con mucha alegría", pero con el paso del tiempo el órgano de gobierno ha adquirido "pequeños vicios"que ha forzado la salida de cuatro de sus miembros. En un comunicado conjunto, los cuatro miembros de junta que han dimitido indican que "las discrepancias con la línea marcada por la actual junta, (concretamente con la cúpula directiva), el desacuerdo y la falta de rigor en la organización de la gala de entrega de los premios anuales, que ya el año pasado se vivió de manera desafortunada con la gala 2009"ha forzado su dimisión. Además, se quejan de que la Academia de Televisión no tenga la capacidad "de negociar y asegurarse anualmente la retransmisión con ninguna cadena de las generalistas, ni siquiera con la pública como se ha hecho con los Premios Goya o los Max de artes Escénicas". "Dicha decisión, motivada bajo la reflexión única de defensa de la ATV como institución aglutinadora de todos los profesionales del mundo de la televisión en España, no esconde por nuestra parte, una falta de sintonía con determinadas actuaciones de la directiva actual y no oculta el malestar producido por otras dimisiones anteriores, no públicas, y una crítica al clientelismo practicado en el funcionamiento ordinario de la institución en los últimos años", continúan. Así, los cuatro miembros de la junta que han dimitido indican que no quieren ser "conniventes con determinadas formas de actuar con las que han mostrado su desacuerdo o simplemente han sido ignorados en su toma de decisiones". "Los fines de la ATV están por encima de personalismos coyunturales, deben ser acordados entre todos y ser cumplirlos con rigor y transparencia por respeto a todos los profesionales, empresas e instituciones del mundo de la televisión que integran esta Academia", concluyen.