A la altura

La Razón
La RazónLa Razón

Siempre que una cita importante se acerca, los equipos afinan y mucho su preparación. La Copa del Rey obliga. Sin habernos repuesto de la marcha de Pau a los Lakers, el fin de semana nos ha ofrecido muy buenos partidos. La ACB ha dado la talla en un fin de semana marcado por Gasol.

El AXA Barça logró ganar por fin fuera del Palau. Lo hizo a costa del MMT Estudiantes, que jugó bien, pero volvió a quedarse sin recompensa y sigue jugando con el descenso. Al ViveMenorca le sucedió lo mismo. Cayó ante el Akasvayu con un triple de McDonald sobre la bocina.

Real Madrid y Tau dieron un gran espectáculo. Pudo ganar cualquiera, igual que ocurrirá en la Copa, pero esta vez fueron los vitorianos. El Tau rompió con su mala racha en los finales apretados y Bullock con 27 puntos insuficientes.

Iurbentia Bilbao y Granada se deshinchan. Los primeros pueden estar dándose un respiro para encarar la cita copera con más fuerza, pero a los andaluces lo que les sucede es que echan mucho de menos a su estrella, Borchardt.

Unicaja y DKV cumplieron y ganaron sin apuros. Los de Badalona, con Rudy quedándose en 14 puntos, pero con Pau Ribas anotando 17, arrollaron en Valladolid Pucela. El DKV tiene un bloque en el que todos aportan y así es muy difícil ganarles. Los malagueños, con muchos apuros, tuvieron que esperar a los últimos 5 minutos para respirar tranquilos.

Vital fue el triunfo para el Alta Gestión Fuenlabrada ante el Cajasol. Los sevillanos son un rival directo, que había ganado dos partidos seguidos. Los locales tuvieron el mérito de olvidar la paliza recibida en Vitoria y la ausencia de su mejor jugador, Marko Tomas. Luis Casimiro hace un uso ejemplar de sus jugadores. Nadie como él optimiza sus recursos. Dos clásicos, Ferrán López y José Antonio Paraíso, están viviendo una segunda juventud. Con su experiencia lideran a un equipo que suspira por la salvación.