Europa

Camps asegura que el programa del PP incluye las aspiraciones valencianas

El presidente del PPCV, Fracisco Camps, se mostró satisfecho por el resultado de la redacción del programa electoral.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Valencia- Todas las reivindicaciones que la Comunitat Valenciana tiene planteadas en la actualidad se encuentran incluidas en el programa electoral del Partido Popular, lo que garantiza que con la victoria de Mariano Rajoy el 9 de marzo comenzará una nueva etapa de prosperidad, de empleo y de futuro para la región, según aseguró ayer el presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Francisco Camps durante el acto celebrado en la sede de esta formación para trasladar el contenido del programa electoral del PP.

Entre esas aspiraciones valencianas destacó trasvasar agua para todos, con el trasvase del Ebro, el del Tajo al Segura y el del Júcar al Vinalopó; agilizar infraestructuras clave como el AVE y el Corredor Mediterráneo; garantizar más seguridad ciudadana y reconocer a un millón de valencianos más que viven en la Comunitat.

Aprovechó también la ocasión para lamentar y condenar los cuatro años -los calificó como durísimos- para la Comunitat en relación con el Gobierno de Zapatero, ya que no ha dado más que disgustos al no querer reconocer que «somos un millón de personas más para atender nuestra sanidad y nuestra educación» y paralizar el trasvase del Ebro mediante un decreto ley bajo el chantaje de ERC, un partido que no cree en España.

Camps subrayó asimismo programa del PP es muy de la tierra valenciana. Por ello, hay cuestiones que encajan con las necesidades de la Comunitat. En seguridad ciudadana, hizo hincapié en que, de los 30.000 agentes que traerá Rajoy, 2.000 serán para la Comunitat. Además, se elevarán las inversiones en infraestructuras para incluir el tren de alta velocidad y se garantizará agua de calidad y en cantidad necesaria para todos los españoles transfiriendo los sobrantes a las cuencas deficitarias.

Tras hablar de los temas valencianos, repasó asuntos de relevancia nacional apuntando que el programa del PP es un proyecto que no habla de privilegios a los territorios sino de reconocimientos a los territorios. «Desde que gobierna el PSOE se vuelve a hablar de paro y lo peor de todo es que Zapatero ha engañado siempre. Ha engañado en política terrorista, territorial, hídrica, internacional y, ahora, también económica».

En este sentido, criticó que Zapatero desencaja la idea de nación, la política territorial, la solidaridad entre territorios, las propuestas de inversión y de futuro, los datos del paro, la economía, nos desencaja de los países de prosperidad de Europa, en definitiva, nos va a desencajar del planeta tierra y a eso no estamos dispuestos.

En el acto intervino también el cabeza de lista del PP al Congreso por Valencia, Esteban González Pons, quien rechazó que las recientes manifestaciones realizadas desde la Conferencia Episcopal vayan a influir negativamente en los resultados electorales de su partido, ya que éste no es un partido sólo de católicos. «El PP es un partido con vocación mayoritaria, por lo tanto no es un partido sólo de católicos. En él en el hay militantes de todas las confesiones.
Aseguró que a los socialistas siempre les ha convenido una campaña en la que no haya zona intermedia entre derecha e izquierda.

En otro aspecto, criticó la anemia de valencianía de la candidatura del PSOE, ya que es la primera vez en la historia de este partido que su principal baza electoral por esta provincia no sabe hablar valenciano como tampoco lo habla la número dos de la candidatura, Inmaculada Rodríguez-Piñero.

Pons calificó esta circunstancia como un «déficit de valencianía importante» que a su juicio es uno de los motivos por los que Fernández de la Vega no quiere mantener un «cara a cara» con él. «No se conoce los temas de Valencia y prefiere aparentar a reconocer su situación y comprometerse a conocerlos en el futuro».