Caracas rompe relaciones diplomáticas con Israel

Caracas rompe relaciones diplomáticas con Israel
Caracas rompe relaciones diplomáticas con Israel

El Gobierno de Venezuela anunció hoy que "rompe relaciones diplomáticas"con Israel "ante la gravedad de las atrocidades contra el pueblo palestino", pocos días después de expulsar al embajador israelí en Caracas.
En un comunicado difundido por la Cancillería venezolana, el Gobierno del presidente Hugo Chávez indica asimismo que "insistirá ante la comunidad internacional para que sean denunciados ante la Corte Penal Internacional los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus líderes", en alusión a los dirigentes israelíes.
"El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela hace pública, ante los pueblos y gobiernos del mundo, su indignación por el reiterado desacato y desconocimiento del Estado de Israel de las resoluciones del consejo de seguridad de la ONU, la última de las cuales fue aprobada el 8 de enero de 2009", señala el texto.
Asimismo, acusa a Israel de colocarse "cada vez más al margen del derecho internacional"y afirma que "el comportamiento infame del gobierno israelí se ha traducido en 19 días continuos de bombardeos, el asesinato de más de 1000 personas, y el arrase de la infraestructura de la población de Gaza".
"Una catástrofe humana se está desatando ante los ojos del mundo entero", manifiesta el Gobierno venezolano en el comunicado, en el que anuncia la ruptura de relaciones con Israel, unas horas después de que lo hiciera a su vez el presidente de Bolivia, Evo Morales.
Agrega que "este repugnante ensañamiento contra la población civil, no es sino fiel ejemplo de la utilización reiterada del terrorismo de estado por parte de Israel, cobrándose las vidas de los seres más débiles e inocentes: los niños, las mujeres y los ancianos".
El Gobierno del presidente Chávez acusa también a Israel de violar "el principio de convivencia pacífica entre los pueblos"y utilizar de forma "sistemática"la guerra "como política de expansión y herramienta de persecución contra el pueblo palestino".
Señala que "la República Bolivariana de Venezuela, en coherencia con su visión de un mundo de paz, solidaridad y respeto al derecho internacional, en definitiva ha decidido romper relaciones diplomáticas con el Estado de Israel".
El comunicado de la Cancillería, difundido a última hora del miércoles, subraya "la inhumana persecución al pueblo palestino, dirigida por las autoridades de Israel"y dice que el Gobierno venezolano insistirá "para que sean denunciados ante la Corte Penal Internacional los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus líderes, y no descansará hasta verlos severamente castigados".
En la mañana del miércoles, el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, había afirmado, en otro comunicado, que sólo un funcionario israelí permanecía en Caracas para encargarse de los "asuntos básicos"de la legación, tras la expulsión del embajador israelí, Shlomo Cohen, la semana pasada.
Maduro desmintió "informaciones de la Agencia Judía de Noticias", según las cuales el Gobierno del presidente Chávez, buscaría "restablecer lazos con Israel".
El canciller aseveró que "la información de la Agencia Judía de Noticias"tiene el objetivo de "manipular para tratar de aminorar y bajar el impacto moral y político"de la decisión de Caracas de "declarar persona no grata y expulsar a siete funcionarios de la embajada israelí, incluyendo al embajador en Caracas".
"Hemos reducido la relación diplomática a su mínima expresión, queda un solo funcionario (diplomático israelí) que se encargará de los asuntos básicos administrativos de la misión de Israel en Caracas", afirmó Maduro en el comunicado oficial.
En lo que llamó un "acto de dignidad", Chávez expulsó el pasado 6 de enero al embajador Cohen, quien abandonó Venezuela tres días después junto a seis diplomáticos israelíes acreditados en Caracas.