América

Chávez acude a Lula en busca de dinero fresco

Después de años de despilfarro y donaciones a terceros países de la órbita bolivariana, Hugo Chávez se quedó sin efectivo y con una deuda de más de 26.000 millones con las empresas nacionalizadas. Sin embargo, el presidente venezolano no piensa aminorar la marcha del socialismo del siglo XXI, necesita dólares y sin crédito internacional sólo le queda su colega brasileño, Lula Da Silva, dispuesto a financiar aunque con condiciones.

Así quedó constatado tras la reunión de ambos mandatarios en la ciudad brasileña de Salvador. Es otro el contexto con la vertiginosa caída del precio del petróleo, que el año pasado cayó hasta 32,40 dólares el barril. «Estamos tan felices, Lula, tan agradecidos», dijo Chávez tras recibir crédito del Banco Nacional de Brasil por 8.000 millones de dólares. Además, el presidente venezolano aseguró que seguiría nacionalizando empresas pero ninguna brasileña.

«Las únicas empresas que se salvarán serán las que, como las brasileñas, están dispuestas a producir y trabajar», agregó el mandatario bolivariano. Brasil usará su influencia para acercar Caracas y Washington. Y son muchos los que creen que Venezuela no tendrá muchas más opciones que sumarse al proyecto de integración regional, encabezado por Brasil.

En las crisis sólo resisten los más fuertes. Argentina endeudada con Chávez, México en caída libre por la crisis, los virus y los narcos, y Venezuela, dependiente de las exportaciones brasileñas y colombianas. Es un buen momento para que Brasil retome su papel protagonista en la región. Lula tiene la habilidad de deslizarse sutilmente entre líderes populistas, pero también es un fuerte aliado de Estados Unidos. Ahora las condiciones las pone Lula.

«Una moda como la camisa del che»El contencioso entre la familia Vargas Llosa y el régimen chavista continúa. El ministro venezolano de Cultura, Héctor Soto, llamaba ayer «irrespetuoso ex intelectual» al escritor peruano Mario Vargas Llosa, horas antes de que éste llegara a Caracas para participar durante hoy y el viernes en un foro internacional. Según versiones procedentes de Colombia, Vargas Llosa dijo allí esta semana que el presidente venezolano, Hugo Chávez, desestabiliza la democracia con sobornos a gobiernos de la región y apoyos a sectores radicales fieles a un socialismo que «es una moda como la camisa del Che» y sostuvo que Vargas Llosa se nacionalizó español porque «le da vergüenza» ser peruano.Además, Álvaro Vargas Llosa, hijo del escritor y otro participante en el mismo foro, aseguró que a su llegada el lunes a Venezuela fue retenido en el aeropuerto por las autoridades del país, quienes le advirtieron de que no debía opinar de asuntos políticos internos.