El Madrid contra Anfield

El equipo de Juande se juega la temporada en Liverpool, en un campo donde nunca ha estado n «Es espectacular», asegura Raúl n «Espero que la ida sea definitiva», dice Benítez

El Madrid, contra Anfield
El Madrid, contra Anfield

Raúl viajó ayer a Liverpool con sus padres y dos de sus hijos. Les permitió saltarse el colegio para que pueda estar hoy en Anfield, un estadio histórico, con 124 años, para mitómanos y en el que hoy se juega la temporada el Madrid. Pese a su historia y sus Copas de Europa, el equipo blanco nunca había jugado en Anfield, nunca había visto de cerca el cartel donde se lee «This is Anfield», ni había oído cómo vibra el viejo estadio cuando el público canta el «You'll never walk alone». «Anfield es fundamental», dice Benítez. «Yo he tenido la suerte de estar aquí como aficionado y es espectacular– aseguró Raúl–. Es un partido para la historia y deseo que esto no ayude a sacar lo mejor».El equipo español necesita lo mejor para remontar una eliminatoria que complicó Benayoun con su gol de cabeza en el Bernabéu. El juego contra el Atlético no invita a la esperanza y el Madrid se agarra a que el duelo de ida fue muy igualado, que como en el Bernabéu, en Anfield, todo se puede decidir en un detalle.Al conjunto de Juande le fue imposible superar el entramado del equipo de Rafa Benítez en la ida. Hoy va a ser aún más complicado. El Liverpool puede permitirse ser tan defensivo como en Madrid. El 0-0 le da el pase. «Espero que el resultado de ida sea definitivo», afirmó ayer Benítez: «Tenemos que intentar vencer, marcar y no encajar goles. La forma en que lo hagamos depende de los dos equipos. El Real Madrid no saldrá a atacar desde el primer minuto, intentarán también ver cómo jugamos nosotros», dijo. Y el Liverpool juega con el tiempo a favor: «Iremos actuando conforme vaya pasando el partido, aunque lo importante es no encajar goles». El técnico del conjunto inglés va a contar con Torres y posiblemente con Arbeloa para no cambiar el once en un día que también se juega mucho. No puede con el Manchester en la «Premier» y otra vez espera que la Liga de Campeones sea su camino hacia el éxito.Juande apuesta hoy casi todo su futuro. Su escasa esperanza de seguir en el banquillo del Madrid pasa por ganar. Después de los experimentos contra el Atlético y el mal sabor que dejó el encuentro de ida contra el Liverpool, el entrenador blanco tiene que recuperar el equilibrio y la pasión que acostumbraba el Real Madrid en la Copa de Europa. Hace cuatro temporadas que no pasa de octavos y hoy, más que fútbol, tiene «la esperanza en el corazón» de protagonizar una gesta en Anfield.