El PP dice que la intervención no es «una situación de trámite»

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (i), y el portavoz económico del partido, Cristóbal Montoro
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (i), y el portavoz económico del partido, Cristóbal Montoro

madrid- El líder de la oposición, Mariano Rajoy, fue informado por Pedro Solbes, a través de una llamada telefónica, de la decisión que el Gobierno iba a adoptar en el Consejo de Ministros extraordinario. La cortesía no fue obstáculo para que el partido Popular arremetiera contra el Gobierno. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, consideró inadmisible que el ministro de Economía se refiriera a la intervención como «una situación de trámite» cuando desde la intervención de Banesto, en 1993, no se había producido «una situación de tan extrema gravedad». Además dijo que el Gobierno, a través del impulso a la fusión de CCM con Unicaja, ha tratado «de tapar una situación muy grave con un procedimiento que no era el más adecuado». Por su parte, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, advirtió que «el PP no va a entrar en ningún pasteleo ni ocultación de lo que está ocurriendo en las entidades financieras» y consideró que «no será la última» intervención de estas características. El PP pedirá la comparecencia urgente en el Congreso de Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Pedro Solbes.El portavoz de CiU, José Antonio Duran Lleida pidió que la intervención de la CCM se realice con «máxima transparencia y eficacia» En su opinión, la intervención forma parte de la «hoja de ruta» que el Congreso ha encargado al Banco de España para que inicie «un proceso de saneamiento y reestructuración del sistema financiero español».Gaspar Llamazares lo calificó de «recurso a la desesperada» y no de medida puntual. «Supone un cambio del modelo de banca que hemos vivido en las últimas décadas». El portavoz de ICV, Joan Herrera, fue más allá y propuso, como el coordinador general de IU, Cayo Lara, «una banca pública fuerte».