El satélite espacial de la NASA LRO comienza la exploración de los cráteres más profundos de la Luna

El satélite espacial de la NASA 'Lunar Reconnaissance Orbiter' (LRO) comenzó hoy la exploración de los cráteres más profundos de la Luna, así como de la influencia de la radiación del satélite en los humanos, tras entrar con éxito en la órbita lunar, según confirmó hoy la agencia espacial estadounidense. Tras casi un día y medio de viaje desde que fuera lanzado desde la Tierra ha logrado ser "capturado"por la órbita de la Luna. Durante su camino los ingenieros tuvieron que corregir su ruta "levemente" para que el satélite aterrizara en el lugar correcto del satélite terrestre. Según explica el director de la misión, Cathy Peddie, la inserción del 'LRO' en la órbita lunar es un objetivo "crucial"ya que los proyectos a desarrollar no pueden iniciarse hasta que éste no forme parte de la órbita de la Luna. Así, durante los próximos cuatro días una serie de motores incorporados al satélite se encargarán de reconducirlo en su fase orbital. El LRO, con un amplio juego de siete instrumentos, permitirá identificar emplazamientos seguros para el aterrizaje de los exploradores lunares, localizaciones con alto potencial, investigar sobre la radiación del ambiente, así como testar nuevas herramientas tecnológicas.