Italia y Brasil se encomiendan al ladrillo para superar la crisis

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

roma- Italia y Brasil confían en la misma solución para salir de la crisis: impulsar la construcción y reforma de viviendas. Mientras que Silvio Berlusconi, primer ministro italiano, tiene previsto aprobar una ley que aumentará un 20% la edificabilidad de las casas, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, prevé construir un millón de nuevas viviendas. El plan de «Il Cavaliere» para relanzar la economía italiana ha provocado críticas antes incluso de nacer. En principio, el Gobierno pensaba que el aumento del 20% de la edificabilidad afectara a todos los edificios de Italia. Ante las críticas de los arquitectos, que temían el derrumbe de las torres cuando se le sumara una o dos plantas más, el proyecto ha sido retocado y ahora sólo afectara a los casas que acogen a una o dos familias como máximo. Casi el 50% de las viviendas de Italia se podrán beneficiar de la nueva ley, que probablemente será aprobada la semana próxima. Antes de obtener la luz verde del Parlamento, el Gobierno deberá idear una fórmula para no colisionar con las regiones, que tienen la competencia de la gestión del suelo. El mismo objetivo que Berlusconi tiene Lula en Brasil. Su Gobierno dedicará 15.000 millones de dólares para pagar el millón de nuevas casas, que deben estar terminadas antes de dos años. Este programa, según los cálculos del Ejecutivo, creará hasta un millón y medio de empleos.