MENÚ
sábado 15 diciembre 2018
23:28
Actualizado

Sondeo de NC Report: La crisis acelera la caída del PSOE y daría la victoria a Rajoy

Los socialistas pierden, según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN, un millón y medio de votos y de 10 a 12 diputados. El PP mejoraría hasta en siete escaños sus resultados de las últimas generales

  • El PP supera al PSOE
    El PP supera al PSOE

Tiempo de lectura 4 min.

30 de marzo de 2009. 02:35h

Comentada
30/3/2009

Poco más de un año le ha durado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el rédito electoral que el PSOE obtuvo en las elecciones generales de marzo de 2008. Doce meses después, los socialistas –zarandeados por la crisis– perderían los comicios de celebrarse hoy la cita electoral. Y lo harían, según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN, dejándose por el camino un millón y medio de votos, un tercio de los cuales iría a parar al PP, y menguando su porcentaje de apoyo a un 39,88% (casi 4,5 puntos menos que hace un año).
El desplome del PSOE y el aumento de la abstención (que se situaría en el 28,79%) allanan el camino de Mariano Rajoy hacia la Moncloa, pues el PP se convertiría en el partido más votado (consiguiendo 10.006.010 sufragios, 272.000 menos que en los últimos comicios, y un 40,77% de los votos, superior en un 0,38% al porcentaje que obtuvo en marzo de 2008). Con estos resultados, el PP obtendría entre 158 y 161 diputados (de cuatro a siete más) frente a los 157-159 que conseguirían los socialistas (perdiendo de diez a doce escaños).
La «sangría» de votos del PSOE tiene tres claros beneficiarios: la abstención (casi 600.00 votantes socialistas optarían por no acudir a las urnas), el PP (que arrebataría al PSOE 486.000 de sus votantes de hace un año) e IU, a quien irían a parar 475.000 sufragios obtenidos por Zapatero en 2008.
Pese a la pérdida de votos, el PSOE seguiría siendo el partido más votado entre los menores de 45 años. De hecho, conseguiría convencer al 34,83 % de los nuevos votantes (seguido muy de cerca por los populares, que harían lo propio con el 33,15%).
Trasvase de votos
En la orilla opuesta, el PP superaría de nuevo (pese a la pérdida de votos) los diez millones de apoyos, mejorando en un 0,38% su porcentaje de hace un año. Los populares serían, además, la opción más respaldada entre los mayores de 44 años. Respecto a marzo de 2008, el PP cedería a su rival 164.000 votantes. El trasvase de sufragios, no obstante, le beneficia notablemente: por cada papeleta que pierde en beneficio del PSOE son tres los votantes socialistas que ahora apoyarían a los populares.
El principal motivo de orgullo del PP es que el 91 por ciento de los que le votaron hace un año volvería a hacerlo ahora. El resto se decantaría por la abstención, el PSOE o UPyD, el partido de Rosa Díez (a quien cedería 271.000 sufragios), un lastre que le impide mejorar aún más sus resultados.
No sólo el partido de Rajoy tiene motivos para sonreír. CiU, UPyD y, sobre todo, Izquierda Unida, también miran el horizonte electoral con optimismo. La coalición de izquierdas, cuyos altibajos suelen coincidir (en sentido contrario) con los vaivenes del PSOE, se beneficia como el que más de la pérdida de votos de Zapatero. No en balde, sus actuales dos diputados podrían convertirse en cuatro o cinco gracias al apoyo de 1.349.946 sufragios (380.000 más que en marzo del pasado año), que le hacen alcanzar un 5,5% de porcentaje de voto (en los últimos comicios se quedó en el 3,8%).
CiU, a quien la encuesta otorga entre once y doce diputados (ahora tiene diez), también mejoraría sus resultados tanto en número de votantes (casi 50.000 más) como en porcentaje (3,4% frente al anterior 3,1%). En cuanto a UPyD, el partido de Rosa Díez podría triplicar su representación parlamentaria y conseguir tres diputados gracias a casi 800.000 votantes.

Últimas noticias