Las empleadas de la industria del cuero y del calzado sufren más casos de cáncer tiroideo

Un estudio, con participación española, publicado en «International Archives of Occupational and Enviromental Health» ha analizado el riesgo de cáncer tiroideo en la población sueca, asociado con la exposición ocupacional a determinadas sustancias químicas.Para ello, se ha utilizado los registros nacionales de cáncer y muertes para hacer un seguimiento (1971-1989) de todos los trabajadores suecos empleados registrados en el censo de 1970. Cada combinación de ocupación e industria se asoció a una matriz de exposición laboral en Suecia, clasificándose la exposición a 13 sustancias como «exposición posible», «exposición probable» o «ausencia de exposición».Los riesgos relativos se obtuvieron utilizando modelos de Poisson ajustados por edad, período y área geográfica. Se realizó un segundo análisis, en el cual se hizo un ajuste adicional para la exposición simultánea a otras sustancias químicas de la matriz y a radiaciones ionizantes.La exposición probable a disolventes entre las mujeres mostró un aumento del riesgo casi un cuatro por ciento, principalmente debido al mayor riesgo observado entre las cortadoras de zapatos, fabricadoras de hormas y costureras que trabajaban en la fabricación de zapatos.La exposición a los disolventes, utilizados principalmente en la industria del cuero y del calzado, parece estar asociada a un mayor número de casos de cáncer tiroideo entre las mujeres.