Las familias siguen sin ayudas y se sienten estafadas

Las familias siguen sin ayudas y se sienten estafadas
Las familias siguen sin ayudas y se sienten estafadas

Hoy es el Día Internacional de la Familia, pero poco hay que celebrar. Éste es el sentir de las asociaciones que, un año más, ven cómo España no progresa en tres cuestiones clave: las rupturas matrimoniales, la natalidad y las ayudas. Hasta el punto de que el Instituto de Política Familiar (IPF) habla de «estafa» a las familias. ¿El motivo? El escaso apoyo del Gobierno socialista y la implantación de «políticas regresivas». «Hubo más de 130.000 divorcios en 2008 y los matrimonios descendieron a 200.000. En 2012 las rupturas podrían superar a los enlaces», subraya Eduardo Hertfelder, presidente del IPF. Cierto es que ha habido un «estancamiento» en los dos últimos años en cuanto a divorcios, pero sólo debido a una «cuestión coyuntural como la crisis económica». Igual de preocupante es el envejecimiento de la población. La media de 1,39 hijos –Francia, Irlanda, Suecia, Finlandia y Reino Unido, entre otros, nos adelantan–, sustentada en parte por la «inyección» de madres extranjeras (18,95%), ha provocado que España esté inmersa en un «invierno demográfico»: ya hay un millón más de personas de 65 años que de menores de 14. Sobre las ayudas, el IPF pone cifras sobre la mesa: 24 euros al mes por hijo a cargo, sólo para rentas menores de 11.624 euros; nueve de cada diez familias, por su nivel de renta, no pueden acceder a la prestación; además, estas ayudas por hijo a cargo y la paga de 100 euros «están congeladas desde 2002 y 2003 respectivamente». «A las familias les merece más la pena vivir en cualquier otro país de la Unión Europea», sostiene. «Somos un colectivo que aporta soluciones ante la crisis»Eva Holgado / pta. Federación de Familias NumerosasEva Holgado, presidenta de la Federación Española de Familias Numerosas, reivindica en este día «que se acaben las penalizaciones y discriminaciones que sufren estas familias sólo por el hecho de tener más hijos que la media». Ni qué decir tiene que, si hablamos de falta de ayudas, aquí estamos ante situaciones críticas. «La falta de ayudas es más potente por dos razones: el Estado tiene la obligación legal –y yo diría también moral– de proteger a estas familias, porque son las que más aportan al conjunto de la sociedad», dice Holgado. Además, «los hogares con 3,4 ó 5 hijos tienen unas necesidades importantes y los recursos son siempre escasos». Estas familias, «expertas en estirar euros», demandan «unas ayudas con una continuidad, una prestación por hijo a cargo, hasta los 18 años, como tienen muchos países, por ejemplo Bélgica y Alemania, donde se perciben 200-300 euros al mes por cada hijo hasta que éste termina sus estudios». Sin olvidar, además, las medidas de conciliación familiar y laboral, que «no es que sean necesarias; son fundamentales». Holgado también defiende el papel de estas familias en tiempos de crisis, «que se ve agudizada por la baja natalidad». En este sentido, «somos el único colectivo que aporta soluciones de una manera objetiva. Tenemos un número de hijos suficiente para garantizar el relevo generacional», afirma. «Es necesario poner en marcha una campaña de natalidad» Benigno Blanco / pte. del Foro de la FamiliaBenigno Blanco, presidente del Foro de la Familia, señala a este periódico que, teniendo en cuenta la escasez de nacimientos que atraviesa nuestro país, «es imprescindible poner en marcha en España una campaña que fomente la natalidad». Y es que «estamos ante uno de los problemas nacionales más serios». Así, Benigno Blanco señala como un ejemplo a seguir nuestros vecinos franceses: hoy en día lideran el ránking de natalidad con una media de dos hijos. De hecho, éste es el resultado de las numerosas ayudas que Francia ha brindado a las familias por tener a sus retoños, así como de las facilidades para conciliar vida familiar y laboral. «En España siempre ha existido mucha cobardía al respecto», apunta. Blanco toca una de las más graves consecuencias: «tener una de las tasas de natalidad más bajas del mundo provoca que corra peligro la viabilidad del sistema de pensiones». Tampoco cree que ayuden decisiones como la ampliación de la ley del aborto y las «campañas gubernamentales» del Ejecutivo socialista, además de otras medidas como la que hace referencia a la píldora postcoital sin límite de edad. «En los jóvenes falta educación y sobra una "deseducación"» sobre temas sexuales, comenta.