Quintás espera en semanas el nuevo fondo de rescate del sistema financiero

MADRID- El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, espera en semanas que el Gobierno apruebe un nuevo fondo especial de ayuda a bancos y cajas. En la asamblea de la CECA, que se celebró ayer en Sabadell, se lamentó de que en nuestro país el sistema financiero «sólo cuente con una solución, el Fondo de Garantía de Depósitos, mientras que en otros Estados existen una amplia panoplia de soluciones». Por eso defendió que este fondo, que prepara el Ejecutivo, funcione en igualdad de condiciones para cajas y bancos, capitalice entidades con problemas, facilite que otras puedan dar créditos y apoye a aquellas que a través de fusiones respalden la reestructuración del sector. Eso sí, sostuvo que este nuevo instrumento apoye a entidades cuyo coeficiente de solvencia se sitúe en los límites exigidos por el Banco de España (el 8%). «Si el Gobierno quiere que esas entidades sigan dando créditos y cree que así ayuda a las pymes, se podrían instrumentar avales preferentes, suscripción de preferentes o cuotas participativas, que compraría el fondo, con lo que el Gobierno daría un plus para la reactivación económica». Además, apostó por que se apoye a «entidades que quieren prepararse para escenarios postcrisis, a través de la externalización de servicios o fusiones. Todo ello convendría estimularlo desde el propio fondo, condicionado a un plan de viabilidad chequeado por el Banco de España», informa Efe. Mientras, fuentes gubernamentales confirmaron ayer a este diario que el Ejecutivo «a día de hoy» no ha tomado una decisión política sobre la cifra con la que se dotará a este nuevo plan de reestructuración del sistema financiero ni sobre cómo se articulará el mismo. Eso sí, aseguraron que el Gobierno conoce la propuesta elaborada por el Banco de España sobre la «hoja de ruta» del rescate del modelo financiero. El gobernador de la entidad supervisora, según otras fuentes, cifra en su informe en unos 30.000 millones de euros la ayuda necesaria para bancos y cajas. Mientras, fuentes de Economía puntualizaron a LA RAZÓN que el Gobierno trabaja, en estos momentos, con varias propuestas, además de la realizada por el Banco de España, para cumplir el mandato recibido del Parlamento. Miguel Ángel Fernández Ordóñez rehusó ayer aclarar la cifra que recoge su propuesta, al escudarse en que es el Ejecutivo quien «tiene la última palabra» sobre la cantidades y los mecanismos a adoptar. «Yo estoy pasándole papeles siempre que puedo , diciéndole lo que pienso, y espero que estén trabajando», aseguró. Además, consideró «muy bueno» alcanzar un acuerdo consensuado entre todos los grupos parlamentarios sobre el proceso de reestructuración bancaria en España. Fernández Ordóñez reiteró, una vez más, que el plan de reestructuración del sistema financiero que se desarrolle debe tener el mínimo coste para el contribuyente, mantener el tejido financiero y permitir reestructurar el sistema. Para el gobernador, son necesarios ajustes del modelo, porque el volumen de negocio en el futuro «no va a ser el del pasado». La máxima autoridad supervisora subrayó que la reestructuración debe hacerse siempre por la vía privada entre entidades.