¿Qué significa para España albergar la COP25?

Es una oportunidad para mostrar al mundo el liderazgo de nuestro país en energías limpias

España ofreció ser la anfitriona de esta conferencia después de que Chile expresara su incapacidad para acoger el evento. Cada año, la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebra una conferencia donde se reúnen todos los miembros que forman parte de esta convención para analizar el desafío del cambio climático y tomar medidas para abordar el problema.

Ésta es la primera vez que España acoge la Conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático. Este evento de 12 días podría considerarse como una oportunidad para España desde diferentes perspectivas. Es importante comprender y destacar por qué esta conferencia es relevante para España y cómo esta relevancia podría ser un paso para España hacia la redefinición de su papel en la política europea y global. La importancia de este evento podría considerarse desde el punto de vista del uso de energías renovables en España, su importancia para la política exterior española, los desafíos y el camino a seguir.

El uso de energías renovables en España

España es uno de esos países que utiliza una cantidad significativa de energía renovable en comparación con otros países. Las fuentes de energía incluyen la energía hidroeléctrica, solar y eólica. Según Red Eléctrica de España (REE), el 39,7% de la electricidad total se generó a partir de fuentes renovables en el primer trimestre de 2019. Además, recientemente, en junio y julio, la contribución de las fuentes renovables a la generación de electricidad fue del 33,3% y 29,8% respectivamente, según REE. España también tiene una mejor tasa de reducción de emisiones de carbono respecto a otros países. La tasa de España está por encima de la tasa media mundial. En abril de este año, el Gobierno español abolió el impuesto sobre el desarrollo de la energía solar y el autoconsumo. Se espera que la eliminación de este “impuesto solar” aumente el uso de la energía solar, ya que fomentará el autoconsumo colectivo. Éste es un paso importante del Gobierno para promover el uso de energías renovables.

Importancia para la política exterior de España

Ser anfitrión de la COP 25 es una oportunidad para que España se relacione con varios países. A pesar de que España es uno de las naciones que utilizan una cantidad más significativa de energía renovable, ésta es la primera vez en 25 años que la Conferencia de las Partes se celebra en España. Algunos países han acogido esta conferencia en más de una ocasión. Los problemas internos y la inestabilidad política han sido lo más destacado de España en los últimos años. Esto ha eclipsado su contribución silenciosa a la causa del cambio climático. La COP brinda a España la oportunidad de mostrar el trabajo que ha realizado en el área del cambio climático y el uso de energías renovables. El área de las renovables tiene potencial para convertirse en el poder blando de España en la política global. Es importante que España convierta este potencial en una fuerza importante mientras conduce sus relaciones exteriores. España no contribuye a las principales emisiones de carbono en el mundo. Sin embargo, sí que ha tenido éxito en la reducción de sus emisiones por año desde los últimos años. Éste es un logro importante que podría impulsar la imagen de España a nivel mundial y también permitir que España se convierta en un actor importante en la causa del cambio climático.

Desafíos

Si bien esta conferencia ha ofrecido una oportunidad para que España sea una parte interesada en abordar el tema del cambio climático, hay desafíos que superar. El primer desafío es sobreponerse a la inestabilidad interna que España ha estado experimentando en dos áreas en concreto. Los sucesivos gobiernos inestables han sido motivo de preocupación en los últimos años. Se necesitan Ejecutivos estables y fuertes para tomar decisiones importantes, especialmente en las áreas de política exterior y proyección de España a nivel internacional. En segundo lugar, los movimientos separatistas en Cataluña también son responsables en gran medida de la inestabilidad. Estos dos problemas principales deben resolverse si España quiere desempeñar un papel importante a nivel regional y global.

El segundo desafío es aumentar el uso de energía solar en el consumo general de energía renovable. En la actualidad, la energía hidroeléctrica constituye una fuente importante de energía renovable en España. Teniendo en cuenta la situación de sequía y el hecho de que España recibe una mayor cantidad de energía solar que el resto de Europa, es necesario centrarse más en esta última fuente de energía. La abolición del impuesto al sol por parte del Gobierno es un paso positivo hacia esta dirección. En este momento, el uso de energía renovable se produce principalmente en el área de generación de electricidad. Otras áreas, especialmente el transporte, dependen de la energía de los combustibles fósiles. Esto implica que todavía hay margen para que España descubra formas de reducir la emisión global de carbono.

El camino a seguir

El uso creciente de energías renovables permitiría a España cumplir con los estándares europeos de reducción de emisiones de carbono. Además, España debería aspirar a convertirse en un excedente de energía en los próximos 5 a 10 años, lo que le permitiría vender energía a otros países. A su vez, esto ayudaría a la economía española en cierta medida.

La energía renovable es uno de los aspectos importantes de la economía española. Es importante que España lo convierta en un instrumento de su política exterior. Dado que el tema del cambio climático tendrá consecuencias ecológicas, económicas y geopolíticas para el mundo, España puede mostrar el camino y podría desempeñar un papel importante a nivel regional y global.