Países Bajos propone un fondo sanitario de emergencia contra el Covid-19

El primer ministro holandés, Mark Rutte, contactará con Conte y Sánchez para disculparse. La Haya promete “una contribución sustancial” en forma de transferencia directa, no de préstamo

Coronavirus in the Netherlands
El primer ministro holandés, Mark Rutte, en la sesión del Parlamento en La Haya/EFE FOTO: BART MAAT EFE

Tras el aluvión de críticas de sus vecinos europeos y de dos socios de su Gobierno de coalición, el primer ministro holandés, el liberal Mark Rutte, parece dispuesto a dar su brazo a torcer y acudirá en auxilio de Italia y España, los dos países más golpeados por la pandemia de coronavirus.

Rutte propuso este miércoles la creación de un “fondo coronavirus” europeo para ayudar a cubrir los gastos de atención sanitaria y lamentó que Países Bajos no haya dejado clara su “solidaridad” con ellos. Aunque aún no se conocen demasiados detalles, de trataría de un fondo de emergencia que haría transferencias y no préstamos, con lo que las cuantías recibidas no tendrían que devolverse, al que podrían recurrir los países de la UE con el objetivo de mantener su economía a flote en la actual crisis del coronavirus.

En declaraciones a Reuters, el ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra, explicó que “lo que estamos proponiendo es un fondo de emergencia de atención médica al que Países Bajos contribuirían de manera sustancial". "Sería aproximadamente mil millones de euros y eso sería un regalo como un signo de solidaridad destinado a los países que enfrentan el coronavirus”, aseguró Hoekstra, que reveló que otros socios de la UE ya habían mostrado su beneplácito a La Haya.

Según explicó previamente Rutte en una intervención ante el Parlamento holandés, propondrá mañana en una conferencia telefónica con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el establecimiento de este fondo especial.

El mandatario holandés no precisó la cuantía con que estaría dotado este instrumento, si bien señaló que La Haya haría “una contribución sustancial” al mismo. Rutte señaló, no obstante, que el Gobierno holandés todavía no cree conveniente la emisión de “coronabonos” -deuda avalada por el conjunto de países de la Unión- porque son “contrarios al sistema europeo” en el que cada Estado miembro aplica su propia política fiscal.

En todo caso las autoridades holandeses quisieron subrayar que no se trata de un crédito, sino de una ayuda desinteresada para paliar la tragedia sanitaria. “Si recurres al MEDE, entonces es un préstamo y un préstamo se debe devolver ”, dijo Rutte. “Si lo haces como un regalo, entonces es: ‘Escuchen, ustedes han sido golpeados fuertemente, pero junto con varios países más ricos, estamos preparados para asumir los costos directos de la crisis del coronavirus", sentenció el primer ministro holandés.

Según el diario económico “Het Financieele Dagblad”, que asegura que este fondo será de “miles de millones de euros”, el Gobierno holandés sí estaría dispuesto a flexibilizar los términos de acceso al Mecanimos Europeo de Estabilidad (MEDE, fondo de rescate de la eurozona), aunque no explican hasta qué punto.

Durante su comparecencia parlamentaria, Rutte se atribuyó también las disculpas ayer de su ministro de Finanzas, quien reconoció no haber mostrado “la suficiente empatía” con los países del sur de Europa cuando pedían “solidaridad” con la emisión de “coronabonos” y la activación del MEDE.

La propuesta francesa

La propuesta holandesa llega el mismo día en que el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, ha propuesto crear un fondo común de la UE que tenga la posibilidad de endeudarse para prestar a los países más afectados por el coronavirus, como España o Italia, pero cuya duración sea limitada en el tiempo. “Tener un fondo durante, digamos, cinco o diez años -con un marco de tiempo limitado- y con la posibilidad de tener deuda común pero solo dentro de ese fondo, lo que podría ser más aceptable para otros países, podría ser una solución”, ha dicho Le Maire en una entrevista con el diario británico “Financial Times”.

La propuesta buscaría suavizar las reticencias que Alemania y Paíse Bajos han mostrado sobre otras alternativas sobre la mesa, en particular la emisión de deuda mutualizada, que consideran inaceptable.

Ambas iniciativas se enmarcan en los trabajo del Eurogrupo (los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona), que tienen hasta el 9 de abril para proponer nuevas medidas económicas ante la crisis generada por la pandemia después de que los líderes europeos no lograsen un acuerdo en su cumbre del 26 de marzo pasado. El Eurogrupo se reunirá el 7 de abril pero, entre tanto, se suceden los contactos bilaterales y a nivel técnico para intentar avanzar.