Mike Pence ignora todas las normas

El vicepresidente de EE UU se niega a usar mascarilla en su visita una clínica donde es obligatoria. El propio Donald Trump ha recomendado su uso, aunque también rechaza ponérsela

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, incumplió hace unas horas las normas de la prestigiosa Clínica Mayo al negarse a usar una mascarilla durante una visita a uno de sus centros hospitalarios, ubicado en Minesota.

Las fotografías e imágenes de vídeo publicadas por varios medios de EE UU que tuvieron acceso a la visita muestran a Pence como la única persona sin mascarilla rodeado de al menos una docena de personas entre trabajadores del hospital y un mínimo de tres pacientes.

En un tuit que después borró, la cuenta oficial de la Clínica Mayo aseguró “haber informado al vicepresidente de las normas sobre mascarillas antes de su llegada”. En su página web, la clínica notifica “de la obligación de cubrirse el rostro o usar mascarillas para detener la propagación de la Covid-19 a todos los pacientes, visitas y trabajadores”.

Pence, quien coordina el equipo de la Casa Blanca contra la Covid-19, no solo incumplió las normas del hospital, sino que también ignoró las recomendaciones gubernamentales expedidas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre el uso de mascarillas en lugares cerrados.

Después del “terremoto” provocado por el presidente Trump y sus últimas sugerencias para tratar la enfermedad con desinfectante y luz, las imágenes del vicepresidente sin mascarilla están generando desde entonces una encendida polémica en los medios de comunicación y las redes, así como críticas de la oposición.

Preguntado por periodistas al finalizar su visita a la clínica sobre su decisión de no usar mascarilla, Pence defendió que se somete frecuentemente a pruebas del coronavirus, con resultado negativo hasta la fecha. “Cuando los CDC publicaron su recomendación sobre mascarillas, reconocieron que personas que puedan tener coronavirus podrían prevenir la posibilidad de transmitirlo a otra persona usando mascarillas. Como yo no tengo coronavirus, me pareció una buena oportunidad para estar aquí”, explicó Pence.

Pence ignora así hasta las recomendaciones de su presidente, Donald Trump, quien a principios de mes defendió la recomendación del uso de mascarillas para toda la ciudadanía, aunque manifestó que él no tenía intención alguna de cumplirla. Trump no ha salido de la Casa Blanca desde el 28 de marzo.

Los contagios por COVID-19 en Estados Unidos superan ya el millón de casos mientras que los fallecidos rozan los 60.000, más que en ningún otro país.