Dimite el asesor científico de Johnson por verse con su amante casada en pleno confinamiento

El epidemiólogo del Imperial College de Londres, Neil Ferguson, permitió que la mujer visitara por lo menos dos veces su casa mientras en público defendía un encierro estricto

Neil Ferguson y  Antonia Staats
Neil Ferguson y Antonia StaatsLa RazónLa Razón

El epidemiólogo del prestigioso Imperial College de Londres Neil Ferguson, cuyos análisis fueron clave para endurecer las medidas contra el Covid-19 en Reino Unido, dimitió ayer como asesor del Ejecutivo británico tras trascender que había roto las normas del confinamiento, según confirmó ayer Downing Street.

El diario “The Telegraph” reveló ayer que el investigador, especialista en la propagación de enfermedades en humanos y animales, se saltó las normas de distancia social al permitir que su amante atravesara Londres al menos en dos ocasiones para que ambos se encontraran en su domicilio. El diario británico identifica a ella como Antonia Staats, una mujer casada de 38 años, pero que según su entorno mantiene un matrimonio abierto a otras relaciones.

Scientist advises UK gov't on coronavirus steps down after lockdown breach
El epidiemólogo Neil FergusonREUTERSReuters

“Acepto que cometí un error de juicio y tomé el curso de acción incorrecto. Por ello, he dado un paso atrás en mi actividad en SAGE (siglas en inglés del Grupo Asesor Científico para Emergencias)”, afirmó en un comunicado el matemático y epidemiólogo de 51 años.

Me arrepiento profundamente de cualquier menoscabo del mensaje de la necesidad de distancia social para controlar esta epidemia devastadora”, agregó el científico.

A mediados de marzo, Ferguson publicó un informe en el que alertaba de que Reino Unido se enfrentaba a en torno a 260.000 muertes por Covid-19 si no endurecía las medidas de aislamiento social.

Pocos días después, el 23 de marzo, el primer ministro, Boris Johnson, ordenó que la población se quedara en casa salvo en ciertos supuestos, una medida que continúa vigente.

El científico de 51 años también tuvo que permanecer aislado durante dos semanas tras dar positivo en Covid-19. Incluso se ha especulado si pudo ser él quien contagiase al primer ministro británico que tuvo que ser ingresado por coronavirus tras empeorar su estado de salud.

La noticia se ha conocido el día en el que Reino Unido ha registrado 29.427 muertos por el coronavirus y se ha convertido en el país de Europa más castigado por la pandemia. De hecho, si se tienen en cuenta las cifras de la Oficina Nacional de Estadística, los fallecidos por Covid-19 en todo el país serían 32.313.

Sin embargo, la mayoría de diarios británicos hoy han llevado en portada el affaire Ferguson en lugar de estos catastróficos datos.