Los países europeos que aún siguen en estado de emergencia

Los Gobiernos de Estonia, Bulgaria, Finlandia y Portugal han sido los últimos en suspenderlo

Coronavirus' emergency phase two in Italy
Rome (Italy), 06/05/2020.- People wear protective face masks during the third day of Covid-19 coronavirus' emergency phase two, in Rome, Italy, 06 May 2020. The Italian government is gradually lifting the lockdown restrictions that were implemented to stem the widespread of the Sars-Cov-2 coronavirus causing the COVID-19 disease. (Italia, Roma) EFE/EPA/ANGELO CARCONIANGELO CARCONIEFE

La mayoría de los países europeos actuaron frente al coronavirus decretando el estado de emergencia o de alarma entre el 10 y el 20 de marzo. En España, el presidente Pedro Sánchez anunció el estado de alarma el sábado 14 de marzo si bien no entró en vigor hasta el lunes y ya va por su sexta prórroga. En Europa no todos los países han utilizado el decreto de alarma para actuar frente al virus. Irlanda, Suecia, Alemania, Malta o Grecia son algunos de los que no lo han hecho, según el CIDOB. En su lugar han optado por la promulgación de leyes o acuerdos con la oposición.

Algunos Gobiernos que sí declararon el estado de emergencia lo levantaron, como es el caso de Portugal, Estonia y Finlandia.

PAÍSES QUE SIGUEN EN ESTADO DE EMERGENCIA

Francia decretó el estado de emergencia el 21 de marzo, seis días después de la celebración de la primera vuelta de las elecciones municipales. El levantamiento estaba previsto para el 23 de mayo, sin embargo el Ejecutivo lo prolongó hasta e 24 de julio porque pensó que “sería prematuro” levantarlo ante el miedo a un rebrote.

Italia decretó el estado de alarma el 31 de enero por una duración de seis meses (hasta finales de julio), justo después de que la OMS emitiera una alerta internacional por el coronavirus. Se adelantó tres semanas a la llegada del Covid-19 a suelo italiano. Lo hizo como medida preventiva y para poder enfrentarse mejor a los riesgos del virus. El país podrá prorrogar la emergencia por otros seis meses.

Hungría decretó el estado de emergencia el 11 de marzo e impuso el cierre de fronteras con países vecinos días después. Las medidas gubernamentales extraordinarias relacionadas con la situación epidémica se establecieron en un decreto gubernamental separado, si bien luego se aprobaron otros decretos para regular otros aspectos relacionados con esta crisis. El primer ministro Viktor Orban ha sido criticado por querer asumir poderes ilimitados con la “ley del coronavirus”, mediante la cual el Gobierno puede suspender leyes y bloquear la publicación de informaciones que puedan perjudicar el combate contra el virus.

España. El Gobierno de Pedro Sánchez consiguió ayer prórrogar el estado de alarma por sexta y última vez hsasta el 21 de junio. Esta nueva prórroga contó con 177 diputados a favor, 155 en contra y 18 abstenciones

Letonia. El Gobierno planea poner fin al estado de emergencia antes del 9 de junio. No está claro exactamente qué implicaciones tendrá pero las autoridades han dicho que no conllevaría automáticamente al levantamiento de todas las restricciones. El 15 de mayo, el país reabrió sus fronteras con los vecinos bálticos Lituania y Estonia, permitiendo a los ciudadanos de cada país moverse libremente por la zona.

PAÍSES QUE LEVANTARON EL ESTADO DE EMERGENCIA

Reino Unido no decretó un estado de alarma porque no existe esa figura en su legislación pero sí aprobó una ley de coronavirus de forma rápida que le ha permitido al primer ministro instaurar “poderes de emergencia” durante un tiempo limitado de dos años. La situación “de emergencia” comenzó el 23 de marzo, lo que supuso medidas de confinamiento. Reino Unido, el país europeo con más muertes por COVID-19, con más de 32.000, prepara su plan de reapertura y no será hasta mediado de mes cuando el Gobierno lo anuncie.

Portugal declaró el estado de alerta el 13 de marzo y el de emergencia el 18 del mismo mes. Fue uno de los primeros países europeos en activar la alerta pese a que solo tenían un centenar de casos positivos. El pasado día 2 de mayo acabó el estado de emergencia y volvió al estado de calamidad, que el Gobierno decretó al inicio de la pandemia.

Bulgaria fue uno de los primeros países en decretar el estado de emergencia. Lo hizo su parlamento por unanimidad el día 13, cuando sólo contaba 23 personas contagiadas y un muerto. El pasado 13 de mayo puso fin a este estado de emergencia.

Estonia declaró el estado de emergencia por el coronavirus el 13 de marzo y ordenó una batería de medidas para combatir el brote de covid-19, entre ellas la imposición de controles fronterizos y el cierre de todos los centros educativos a partir del lunes. El pasado día 17 de mayo el gobierno levantó el estado de emergencia pero mantuvo fuertes restricciones de movimiento.

Austria, aunque no aprobó un estado de alarma, tomó rápidamente medidas. El 20 de marzo tenía 361 casos, y un muerto por la infección. También ha sido de los primeros en la UE en iniciar la desescalada para recuperar la actividad comercial.

Bélgica rompió una larga racha sin gobierno gracias al coronavirus. El 19 de marzo el parlamento dio su visto bueno para que Sophie Wilmès siguiera como primera ministra de un Ejecutivo en funciones con el fin de obtener plenos poderes para frenar la propagación de la infección, decretando, entre otras cosas, el cierre de tiendas y bares. En la Constitución belga no se menciona el estado de emergencia pero sí contempla un mecanismo con poderes especiales mediante los cuales el parlamento delega poderes al Ejecutivo.

Rumania. Las autoridades rumanas anunciaron el 15 de mayo el final del estado de emergencia y el comienzo de un estado de alerta de 30 días en medio de la pandemia. El estado de alerta supone el levantamiento gradual de las restricciones, sin embargo, las limitaciones de reuniones públicas y de movimiento seguirán vigentes. Bajo el estado de alerta, a las personas se les permitirá moverse libremente por sus respectivas localidades de residencia y sin un formulario de declaración, sin embargo, las reuniones de más de tres personas siguen prohibidas.

Alemania no ha decretado el estado de alarma ni de emergencia. El gobierno ha negociado medidas puntuales con los ejecutivos regionales y ha impulsado la modificación de algunas leyes para hacer frente a la pandemia. A finales de abril había iniciado una lenta estrategia de desescalada con la apertura de comercios y obligando a la población usar mascarillas en los espacios públicos, pero ante el rebrote de casos tuvo que echar el freno.

Noruega, Suecia y Dinamarca. Al igual que otros países nórdicos, sus constituciones no incluyen la figura del estado de emergencia, pero ambos tomaron medidas extraordinarias para combatir la pandemia. Caso aparte es el de Finlandia, el único país nórdico que sí declaró el estado de emergencia, pero fue levantado el pasado 15 de mayo.