Muere una niña de tres años tras ingerir cocaína que su padre tenía en casa

Según las autoridades, la droga fue dejada por el padre “por descuido” y describieron la muerte de la pequeña como “innecesaria” y “evitable”.

Una niña de tres años sufrió un infarto y murió después de ingerir cocaína que tenía su padre en la casa donde vivían en Londres junto con la madre y sus hermanos, según recoge ‘Metro’.

Esta trágico suceso tuvo lugar en abril del año pasado, pero hace poco el juez encargado de este caso dictaminó cómo se produjo el fallecimiento de la menor. Según información facilitada por las autoridades, la droga fue dejada por el padre “por descuido” y describieron la muerte de la pequeña como “innecesaria” y “evitable”.

El juez afirmó que el padre llevó la droga al hogar y la madre, conocedora de la adicción de su marido, creía que estaba tomando las precauciones necesarias, pero no fue así. La menor ingresó en el hospital por sospecha de sepsis o meningitis.

Sin embargo, los resultados de la autopsia revelaron componentes de cocaína en la sangre de la niña. Los dos padres trataron de culpabilizarse entre ellos, mientras que los otros cuatro hijos fueron puestos a cargo de servicios sociales. Todavía se desconoce el lugar exacto donde la menor pudo hallar la sustancia y cómo pudo ingerirla.