Adeline, la doctora que murió por covid tras usar semanas la misma mascarilla

Esta ginecóloga de 28 años trabajaba en un hospital de Texas. Su hermana denuncia que usó el mismo N95 durante “semanas y semanas, si no meses y meses” debido a la escasez de material que había en verano

Adeline Fagan, una médico de 28 años que murió por covid en un hospital de Houston en septiembre después de contagiarse en julio, utilizó durante semanas, sino meses, la misma mascarilla y el mismo equipo de protección, según revela el diario británico The Guardian. La doctora Adeline estaba empezando su segundo año de residencia como ginecóloga y también trabajaba ayudando a pacientes con coronavirus en el pico de emergencia sanitaria que afectó a Texas cuando se infectó.

Un miembro de su familia ha asegurado que Adeline, que trabajaba en un turno de 12 horas diarias, reutilizó el equipo de protección personal día tras día debido a la escasez. Ella es uno de los más de 250 miembros del personal médico que murieron en los estados del sur y el oeste de EE UU cuando el virus se expandió durante el verano, según informes de The Guardian y Kaiser Health News, un proyecto que forma parte de Lost on the Frontline encargado de seguir los servicios médicos de Estados Unidos.

La joven doctora trabajaba en HCA West, un centro que forma parte de la cadena de hospitales más grande del país. En los últimos meses un sindicato nacional de enfermeras se había quejado de una “violación intencionada” de los protocolos de seguridad en el lugar de trabajo, lo que incluye presionar al personal infectado para que continúe acudiendo.

Su hermana ha denunciado que en medio de la escasez nacional, Adeline enfrentó un desafío particular con el equipo de protección personal. “Adeline tenía una máscara N95 y tenía su nombre escrito”, dijo. “Adeline usó el mismo N95 durante semanas y semanas, si no meses y meses”. El Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomienda que una mascarilla N95 se reutilice como máximo cinco veces , a menos que el fabricante indique lo contrario. HCA West respondió que no comenta nada sobre las acusaciones de Maureen, pero la directora médica de la instalación, Emily Sedgwick, señaló que las políticas del hospital no implican la reutilización constante de máscaras.

Adeline fue sometida a un tratamiento de último recurso, en el que se extrae sangre del cuerpo mediante tubos intravenosos implantados quirúrgicamente, pero no dio resultado. La doctora permaneció en este estado hasta agosto, una experiencia documentada en un blog por su padre, Brant, quien llegó a Houston con su madre, Mary Jane, a pesar de que no se les permitió visitar a su hija.