Así es ‘Ballena grande’, el nuevo submarino presentado por Japón en plena escalada armamentística de China

El ‘país del sol naciente’ pretende aumentar su seguridad marítima con este buque de guerra de 3.000 toneladas ante la creciente presencia de China en la región

Japón ha presentado este miércoles el activo más reciente de su flota de submarinos: un buque de guerra de 3.000 toneladas bautizado como Taigei (‘Ballena grande’) que se espera que entre en servicio en marzo de 2022 ante el aumento de la presencia de China en aguas cercanas al ‘país del sol naciente’.

La nave fue construida por Mitsubishi Heavy Industries y presentada hoy en su astillero de Kobe (oeste), en un acto al que acudieron, entre otros, el ministro de Defensa, Nobuo Kishi, y el jefe de personal de las Fuerzas de Autodefensa (Ejército) marítimas de Japón, Hiroshi Yamamura, informó la agencia de noticias Kyodo.

El Taigei mide 84 metros de largo, 9,1 metros de ancho y su coste fue de unos 76.000 millones de yenes (610 millones de euros). Este nuevo sumergible nipón forma parte de la estrategia del Gobierno para aumentar su seguridad marítima a raíz del incremento en los últimos años de las incursiones de la potencia vecina, ante la que ayer mismo denunció incursiones en sus aguas.

El submarino, con capacidad para 70 tripulantes y equipado con baterías de iones de litio para que pueda estar sumergido más tiempo que los modelos anteriores, constituirá la nave número 22 de la flota de submarinos de la fuerza marítima de Japón. El país asiático opera actualmente nueve submarinos de la clase Oyashio (de 2.750 toneladas) y once sumergibles clase Soryu (de 2.950 toneladas), a los que planea sumar otra unidad Soryu en 2021.

Más buques de guerra

Tokio estipuló en las directrices del programa nacional de Defensa de 2010 que pretende elevar de 16 a 22 el número de submarinos de su flota ante el aumento de las actividades de Pekín en aguas cercanas, y especialmente alrededor de las islas Senkaku, un remoto archipiélago administrado por Japón y reclamado por China y Taiwán.

Este mismo martes, el Gobierno nipón denunció una incursión de varios patrulleros chinos durante el fin de semana que permanecieron más de 57 horas y media en sus aguas, en la que supone la presencia más larga desde que se tienen registros.