Nueve miembros de la misma familia mueren al comer fideos congelados

Prepararon Suantangzi, un manjar chino a base de fideos fermentados

La familia preparó Suantangzi, un manjar chino a base de fideos fermentados
La familia preparó Suantangzi, un manjar chino a base de fideos fermentadosarchivoLa Razón

Nueve personas de la misma familia han muerto después de comer fideos congelados. El producto, que llevaba congelado más de un año, contenía harina de maíz fermentada, que envenenó a la familia con ácido Ácido Bongkrékico (conocido también como flavotoxina A), es una toxina respiratoria altamente tóxica. La familia, de la ciudad de Jixi en la provincia nororiental de Heilongjiang, preparó el pasado 5 de octubre un Suantangzi, un manjar local chino a base de fideos fermentados.

Siete de los adultos murieron el 10 de octubre, la octava muerte se produjo dos días después. El único miembro de la familia que quedaba, murió el pasado lunes. Por suerte, durante la celebración familiar hubo tres niños que se negaron a comer los fideos porque no les gustaba el sabor.

Gao Fei, director de seguridad alimentaria del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Heilongjiang, dijo al Servicio de Noticias de China que la intoxicación por ácido bongkrékico suele “ser fatal”.

Los síntomas de la intoxicación suelen comenzar a las pocas horas de ingerir alimentos contaminados e incluyen dolor de estómago, sudoración, debilidad general y de manera eventual coma. La muerte puede producirse en tan sólo 24 horas. “Puede causar daños graves a muchos órganos humanos, incluidos el hígado, los riñones, el corazón y el cerebro”, dijo Gao. “Actualmente, no existe un antídoto específico. Una vez envenenado, la tasa de mortalidad es del 40 al 100 por 100”, concluyó.

El ácido de Bongkrékico es una toxina mortal producida en el coco fermentado. El plato tradicional indonesio tempe bongkrèk ha sido prohibido porque se ha relacionado con tantas muertes. Entre 1951 y 1975, se informó en Indonesia cada año de un promedio de 288 intoxicaciones y 34 muertes atribuidas al ácido de bongkrékico.

Los frijoles Djenkol, otro manjar de Indonesia, también han sido responsables de numerosas muertes. La contaminación con ácido de Bongkrékico en la cerveza también fue responsable de 75 muertes y más de 200 hospitalizaciones después de un funeral en Mozambique.