Fernández amplia la cuarentena dos semanas más en Argentina

Con un millón de contagiados es el quinto país más afectado del mundo

Manifestación de los sanitarios en Bueno Aires


21/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
Manifestación de los sanitarios en Bueno Aires 21/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAINJulieta Ferrario/ZUMA Wire/dpa Julieta Ferrario/ZUMA Wire/dpa

Un gobierno que parece vivir en otro mundo. Una Argentina secuestrada, sumergida en un limbo. Con cifras un sistema de aislamiento que no funciona y que está llevando al país a la quiebra. Pero para el presidente Alberto Fernández es más fácil confinar a su pueblo que afrontar los problemas reales que afligen al país.

En el marco de su viaje a Misiones, Alberto Fernández anunció la extensión del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) para ocho provincias y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“Recién ahora vamos a ver qué frutos han dado los 14 días de Fase 1 en muchos lugares de esas provincias, y por eso vamos a seguir exactamente en las mismas condiciones en que estamos hoy en ocho provincias y en el AMBA”, dijo Fernández.

Las ocho provincias a las que hace referencia el Presidente son Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Tucumán. “Desde el día en que venza la cuarentena, vamos a seguir como estamos durante 14 días más en las mismas condiciones que estamos ahora. Es aislamiento para unos y distanciamiento social para otros”.

En esa línea, el primer mandatario dijo que “a pesar de que hay una baja clara no estamos en condiciones de decir que podemos quedarnos tranquilos. Tenemos la mitad de los contagios de unas semanas atrás, pero siguen siendo altos. El mundo nos da muestra de que el tema no está terminado, el rebrote en Europa es una prueba contundente”.

“Tenemos que estar muy atentos porque el riesgo sigue latente, eso nos exige ser cuidadosos con el contacto con la gente. A los adultos mayores, les pido que se mantengan todo lo que puedan en sus hogares, porque el virus suele ser indolente con los adultos mayores, el promedio de edad de los fallecidos es de 64 años”, amplió.

Esto significa que las personas deben permanecer en casa y solo desarrollar actividades autorizadas como provisión de productos. Y que solo el personal que ejerza actividades esenciales puede trabajar. Y todo esto en contra del alcalde de Buenos Aires, Rodríguez Larreta que se disponía a anunciar aperturas, expertos epidemiológicos que se han declarado en contra y hasta la OMS que ha afirmado que en países con una pobreza tan alta del 40%, las cuarentenas “eternas” son dañinas. Pero como dijo Alberto los peronistas dan el pecho y seguramente a toda esa gente que se ha quedado sin trabajo les seguirán alimentando con las ollas populares y el locro. El resultado del sistema: Un millón de infectados, el quinto país más afectado en el mundo.