“A Reino Unido le llevará una década compensar el daño económico del Brexit”

Mareike Kleine, profesora del London Economic School, analiza para LA RAZÓN las consecuencias del Brexit

Imagen de la estatua de Winston Churchill en Londres
Imagen de la estatua de Winston Churchill en LondresFACUNDO ARRIZABALAGAEFE

Estamos a minutos u horas de por fin conseguir un acuerdo económico entre Bruselas y Londres. La incertidumbre durante los últimos meses ha sido máxima, pero parece que por fin podremos disipar el fantasma de un Brexit económico caótico. Analizamos junto a Mareike Kleine, profesora del London Economic School (LSE), las ventajas del acuerdo comercial entre Reino Unido y la Unión Europea.

¿Qué pasaría si no hay un acuerdo Brexit? ¿Cómo se las arreglarían Reino Unido y la UE con los problemas burocráticos?

Este es principalmente un problema que Reino Unido debe resolver. En caso de que no se llegue a un acuerdo, las exportaciones del Reino Unido a la UE tendrían que demostrar que cumplen determinadas normativas. Ni las empresas ni el gobierno del Reino Unido están bien preparados y no tienen claro, por ejemplo, qué formularios se requieren. Es probable que haya un gran caos en los primeros días y semanas después de un Brexit sin acuerdo.

¿Cuáles serían para Reino Unido las principales ventajas del Brexit una vez alcanzado el acuerdo comercial? ¿Y para cuándo surgirán esos beneficios en la economía británica?

Las principales supuestas ventajas son dos: 1) La capacidad de lograr nuevos acuerdos comerciales. Los beneficios de esta libertad recién inaugurada son muy cuestionables, porque a) otros socios comerciales que están disponibles son mucho menos importantes (y más distantes) que Europa, b) los mercados que el Reino Unido está considerando (India, China, EEUU) tendrán más influencia en la negociación sobre el Reino Unido que sobre la UE, c) Estados Unidos, bajo la presidencia de Joe Biden, no está dispuesto a hacer un trato que pueda dañar a Irlanda (y la UE). 2) La capacidad de desviarse de los estándares de la UE. Una desviación reglamentaria de este tipo causa problemas, ya que requiere controles fronterizos y, por lo tanto, plantea la cuestión de Irlanda del Norte, es decir, no hay frontera en la isla de Irlanda, como garantiza el Acuerdo del Viernes Santo. En resumen, si en algún momento hay beneficios económicos del Brexit, no se materializarán pronto sin un acuerdo comercial integral entre el Reino Unido y la UE, como el mercado más cercano. Es probable que al Reino Unido le lleve una década compensar el daño económico del Brexit.

¿Qué probabilidad hay de un acuerdo antes del 31 de diciembre?

Lo veo muy probable. Pero esta predicción se basa en la suposición de que Boris Johnson haría lo mejor para su país en lugar de lo mejor para él y su carrera política.