Hallan posibles diamantes en una aldea de Sudáfrica

Gente de todo el país se está desplazando hasta esta aldea para quedarse con alguna de estas piedras preciosas todavía no identificadas

Personas de toda Sudáfrica se están desplazando hasta esta aldea para encontrar esas piedras preciosas. REUTERS
Personas de toda Sudáfrica se están desplazando hasta esta aldea para encontrar esas piedras preciosas. REUTERSSIPHIWE SIBEKOREUTERS

Unos mil buscadores de fortuna acudieron el lunes a la aldea de KwaHlathi, en la provincia de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica. Desde el sábado, los aldeanos estaban excavando por un hallazgo que, para algunos, podía cambiar la vida. Se habían encontrado piedras preciosas no identificadas, que podrían ser diamantes.

“Esto significa que nuestras vidas cambiarán porque nadie tenía un trabajo adecuado, yo hago trabajos ocasionales. Cuando regresé a casa con ellos, (la familia) estaba realmente feliz”, dijo Mendo Sabelo, el cual es padre de dos hijos y quien se acercó hasta este punto para buscar piedras no identificadas.

Gente de toda Sudáfrica se está acercando hasta esta aldea, que ha desatado la “fiebre del diamante”. El departamento de minas envió un equipo compuesto por expertos en geología y minería para recolectar muestras, y así realizar un análisis de estas piedras. La falta de estas evidencias todavía está sosteniendo a estos buscadores de fortuna, que ya se están empezando a ver ricos. En los próximos días se conocerán los resultados, y podremos comprobar si el éxtasis actual irá a más o, de otro modo, si estos buscadores se vendrán abajo.

De todas formas, algunos hombres han comenzado a vender las piedra, con precios que oscilan entre los 100 rands y los 300 rands (entre los 6 y los 18 euros). El gobierno provincial ha pedido a todos los involucrados que abandonen la excavación, para así permitir que las autoridades realicen una inspección adecuada. Además, recuerdan que todas las personas involucradas podrían estar propagando el coronavirus.

La economía sudafricana ha sufrido durante mucho tiempo niveles extremadamente altos de desempleo, pobreza y agravando las desigualdades que persisten durante años. Por supuesto, la pandemia de Covid-19 ha empeorado el problema.