Los drones suicidas iraníes atacan la región de Kyiv

Moscú prosigue la ola de ataques contra la capital de Ucrania

Esta imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies muestra los daños en una central eléctrica en Kiev, Ucrania, tras un ataque ruso
Esta imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies muestra los daños en una central eléctrica en Kiev, Ucrania, tras un ataque ruso AP

Las autoridades ucranianas han comunicado que en la madrugada del jueves se han registrado ataques con drones kamikaze en la región de Kyiv. El jefe de la administración de la región de Kiev, Alexéi Kuleba, ha informado de los ataques contra “una de las comunidades de la región, un ataque con drones kamikaze”, según ha publicado en su perfil de la red social Telegram.

Los drones kamikaze Shahed-136 fueron detectados por primera vez en el campo de batalla ucraniano el pasado mes de septiembre. Desde su incorporación a los arsenales rusos, los aviones no tripulados iraníes han sufrido una serie de problemas técnicos que parecen haber sido resueltos. Rusia tiene sus propios drones, pero están atrasados y no son aptos para la guerra de Ucrania. Moscú comenzó a desplegar sus drones de combate Orion en Ucrania en marzo. Eran pocas unidades y no eran las más avanzadas del mercado. Nada que ver con los drones Switchblade 300 y 600 -aviones kamikaze y con un alcance de seis o 25 millas- proporcionados por Estados Unidos a Ucrania.

Un dron iraní Shahed-136 durante un ejercicio militar en Irán
Un dron iraní Shahed-136 durante un ejercicio militar en Irán FOTO: Captura de pantalla Captura de pantalla

La destrucción del puente que une Rusia con Crimea ha desatado la furia de Kremlin, que ha lanzado una ofensiva en varias parte de Ucrania, incluida la capital, donde los aviones no tripulados iraníes han hecho aparición por primera vez. El ministro Kuleba ha dicho que los equipos de rescate se encuentran en el lugar del ataque, y ha pedido a los ciudadanos que permanezcan en los refugios hasta que la alarma les avise de que pueden salir.

En los últimos días, Rusia ha tomado un cambio de estrategia en la guerra en Ucrania, de forma que está focalizando los ataques a zonas civiles e infraestructuras. Moscú ha tomado esta medida en represalia por una explosión el sábado que dañó el estratégico puente de Kerch, que une Rusia y la anexionada península de Crimea.

En la ciudad sureña de Mykolayiv, los bombardeos nocturnos destruyeron un edificio residencial de cinco pisos mientras continuaban los combates en el frente sur de Ucrania. El alcalde de esta localidad, Oleksandr Sienkovych, dijo que los dos pisos superiores del edificio fueron completamente destruidos en un solo ataque y el resto del edificio quedó en escombros.

Los ataques matutinos en el frente sur de Ucrania se han convertido en algo cotidiano, ya que las fuerzas de Kyiv impulsan una contraofensiva destinada a recuperar el territorio ocupado por Rusia. Los ataques en Kyiv habían parado hasta que el este lunes comenzaron a producirse tras la destrucción de parte del puente que une Rusia con Crimea.

Los líderes occidentales se comprometieron esta semana a enviar más armas a Ucrania, incluidos sistemas de defensa aérea y armas que Kyiv ha dicho que son fundamentales para derrotar a las fuerzas invasoras rusas.