Internacional

Afganistán, base de los centros terroristas de Daesh

La banda decide asentar sus “aparatos” para planificar atentados a nivel mundial

Tras la pérdida de los territorios que había conquistado a partir de 2014 en Siria e Irak, donde desarrolla en la actualidad “golpes de mano” casi diario, la banda yihadista necesita un territorio “liberado” para asentar allí algunos de sus centros operativos.

Publicidad

Daesh ha decidido establecer su base operativa en Afganistán para dirigir el terrorismo a nivel global, incluso contra occidente. Tras la pérdida de los territorios que había conquistado a partir de 2014 en Siria e Irak, donde desarrolla en la actualidad “golpes de mano” casi diario, la banda yihadista necesita un territorio “liberado” para asentar allí algunos de sus centros operativos. El “califa” Abu Bark Baghdadi, cuyo paradero se desconoce, podría estar escondido en este pais, aunque hay expertos que lo sitúan en zonas desérticas de Siria.

El doble ataque terrorista llevado a cabo por Daesh en Kabul el pasado 17 de agosto , cuyo balance se sitúa entre las 400 víctimas que citan los terroristas y una inferior que reseñan las autoridades, se considera como una siniestra “tarjeta de visita” que los yihadistas han dejado a las tropas norteamericanas, cuya posible retirada está paralizada, y a los talibanes y otras sectas existentes en esa nación.

En el número 196 de la revista “Al Naba”, Daesh se atribuyó la autoría del doble atentado, que combinaba objetivos “blandos” (indiscriminados) con otros “firmes” o selectivos, contra las Fuerzas de Seguridad que acudieron al hotel donde se celebraba la boda. El yihadista pakistaní Abu Asim hizo estallar un chaleco explosivo cargado de metralla.

Publicidad

“Comentarios afganos durante la semana-- decía “Al Naba”--, la caída de unos 400 muertos y heridos en sus filas después del bombardeo por uno de los soldados del califato con su chaqueta explosiva. Después, se detonó un mecanismo de trampa estacionado en las proximidades contra elementos de seguridad. El martirio lo consumó Abu Asim, pakistaní, que ha sido aceptado por Allah”.

Publicidad

Los terroristas atacaron por un lado a los asistentes a la boda, dentro de la estrategia de Daesh, puesta de manifiesto en los atentados de París, Niza, Bruselas, Orlando, etcétera, de causar una

matanza indiscriminada. Para “recibir” a las fuerzas de seguridad, situaron un coche bomba con el que causaron numerosas víctimas entre los agentes. Una acción criminal de esta envergadura no tenía otra finalidad que la de dejar su “sello” en la capital afgana.

Con atentados como los perpetrados, según los expertos, Daesh trata de consolidar su presencia en Afganistán, creando el mayor terror posible al tiempo que intenta la confrontación de las distintas facciones tribales y religiosas existentes en la zona.

En el mensaje de audio conocido ayer, Baghdadi se jactaba del “éxito” de los ataques de sus combatientes contra una poderosa nación (los EE.UU.) que desarrollan un “programa estratégico “Star Wars””. Mientras que sus combatientes cometen atentados casi a diario en Afganistán, Irak, Siria, Yemen, Somalia, África Central y Occidental, Asia Oriental y África del Norte, Túnez y Libia.

Publicidad

El “califa” se alegraba de la fuerza de los “soldados del Califato”frente a “la mayor campaña cruzada y atea contra la nación musulmana que busca distorsionarla y obligarla a abandonar su religión y adorar a un dios que no sea su creador”.