Internacional

Muere una turista austriaca mutilada por un tiburón Mako en Shar el Sheikh

La mujer, una jubilada de 68 años, buceaba a pocos metros de la orilla cuando le dijo a su pareja que se iba a bañar “un momento” antes de ser salvajemente asesinada por el escualo

Imagen de archivo de un tiburón
Imagen de archivo de un tiburón FOTO: JOSE SENA GOULAO EFE

Una buceadora dijo a su pareja que iba “un momento” a darse un baño antes de ser salvajemente asesinada por un tiburón. Las autoridades egipcias han cerrado parte de la costa ante el temor de que la bestia pueda seguir acechando en el Mar Rojo tras el sangriento ataque.

La jubilada nadaba por aguas poco profundas mientras utilizaba un tubo de buceo con aletas en la playa de Hurghada, en la costa opuesta a Sharm el Sheikh cuando le dijo a su pareja: “Volveré a entrar un momento”, informa Mail Online.

Fueron supuestamente sus últimas palabras antes de ser atacada por lo que se cree que es un tiburón Mako en la bahía de Sahl Asheesh. Un vídeo horrible -demasiado gráfico para publicarlo- la muestra luchando por volver a la orilla mientras el agua se tiñe de rojo por la sangre.

La mujer, una turista de Austria de 68 años, sufrió el desgarro de un brazo y una pierna por parte de la bestia, y posteriormente murió a causa de sus heridas.

Los bañistas se quedaron atónitos ante el ataque, gritando, pero nadie se lanzó a ayudarla. Los medios locales publican que murió de un “doloroso shock” y de un ataque al corazón después de ser llevada al Hospital del Nilo. Los funcionarios de la Gobernación del Mar Rojo han dicho que la costa permanece cerrada, pero esperan que se reabra mañana.

Según los informes, los turistas se apresuraron a salir del agua cuando la mujer fue atacada. Y otros intentaron “distraer al tiburón de la víctima” desde la orilla y un muelle cercano. Los testigos rusos vieron que la mujer perdió un brazo, pero no mencionaron la pierna cortada.

Uno de ellos comentó a los medios locales: “La gente sale corriendo del mar. No hay ambulancia, no hay nadie que la ayude. No tiene brazo, hasta el codo. El tiburón la agarró y la retorció”.

Otro testigo ocular relató: “Había estado filmando un pulpo y la gente empezó a gritar. Ni siquiera presté atención, entonces escuché un terrible rugido. Dejé de filmar al pulpo, me di la vuelta y allí estaba esa enorme mandíbula royendo a la mujer”.

“La mujer seguía luchando contra el tiburón con sus manos al principio, pero aparentemente el tiburón le mordió primero una pierna con una aleta y luego la mano, que arrojó sobre los corales”. Y añadió: “Estaba en shock. Ni siquiera gritó, ni lloró, nada”.

“La gente sólo gritaba. Los rescatadores corrían, no había boyas salvavidas, nada. No había nada que lanzar para salvar a la mujer”. La mujer logró llegar a la orilla pero murió aparentemente por el shock extremo causado por el dolor del cruel ataque.

Un bañista egipcio comentó: “La jubilada estaba nadando en la zona de Sahl Hashish, al sur del centro turístico de Hurghada, el viernes. Fue atacada por un tiburón que le arrancó un brazo y una pierna. Intentó llegar a la orilla por su cuenta... Los médicos la llevaron al hospital. La gente gritaba. Los rescatadores corrían, no había boyas salvavidas, nada. No había nada que lanzar para salvar a la mujer”.

Intentos de reanimación sin éxito

“Durante el trayecto los médicos realizaron medidas de reanimación, pero su corazón no se reinició. La mujer murió en la ambulancia por un doloroso shock”.

“Los médicos lucharon por su vida durante mucho tiempo, practicándole la reanimación cardiopulmonar, pero no pudieron salvarla”, dijo otro relato.

Tras el ataque del viernes, se ha prohibido nadar, bucear, hacer snorkel y pescar desde la zona de Sahl Hasheesh hasta la bahía de Makadi durante tres días, según los informes locales.

Antecedentes

Esto se produce después de que el año pasado un tiburón saltara fuera del agua y le diera un mordisco en el pie a un turista en un complejo turístico del Mar Rojo. Las imágenes del espeluznante incidente muestran a un hombre jordano de 37 años flotando sobre el agua cuando el tiburón emerge repentinamente y le muerde la pierna.

El hombre sufrió graves heridas en el ataque en Aqaba y fue trasladado al hospital. Los médicos le operaron el pie derecho, que tenía varios tendones cortados y el músculo desgarrado en el incidente, además de tener varios huesos rotos.

El ataque en Aqaba se produjo después de que un turista fuera mutilado por un tiburón cerca de Marsa Alam -famosa por los avistamientos regulares de tiburones en el arrecife- mientras buceaba con estas criaturas en 2020. Un tiburón oceánico de punta blanca se abalanzó sobre el cuello de la mujer alemana y se aferró a él antes de que los instructores la pusieran a salvo.