Al Qaeda en Siria toma el control de un importante paso fronterizo con Jordania

El Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y otras facciones rebeldes arrebataron hoy a las fuerzas del régimen de Bachar al Asad el control del paso de Nasib, en la frontera con Jordania, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, la rama de Al Qaeda se unió hoy a los insurgentes de varias facciones de tendencia islámica que iniciaron ayer el ataque al cruce desde distintos puntos.

Durante este miércoles, los alrededores de la frontera en su parte siria han sido escenario de enfrentamientos entre los opositores y las fuerzas gubernamentales.

Las autoridades lanzaron proyectiles contra esa zona y el vecino pueblo de Nasib, bajo el control de los rebeldes.

Antes de que los insurgentes se hicieran con el dominio del cruce en el lado sirio, Jordania decidió clausurar “temporalmente” su parte.

El ministro de Interior del reino hachemí, Husein Mayali, explicó que “el cierre de la frontera se produce como medida de precaución para proteger las vidas de los transeúntes, debido a los actos de violencia que tienen lugar al otro lado de la frontera, en el pueblo de Nasib”, según la agencia de noticias oficial, Sana.

Desde Damasco, una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, citada por medios de comunicación estatales, afirmó que su país responsabilizará a Jordania de la obstrucción a la circulación de camiones y personas, y de cualquier repercusión económica y social.

Este paso es uno de los principales entre ambos Estados y por él pasa la carretera internacional que une Damasco con Ammán.

No es la primera vez que el paso Nasib se cierra desde el comienzo del conflicto en Siria en marzo de 2011.