Miguel Pastor: “El 26-M nos jugamos el futuro de Europa. Si no votas, eres invisible”

Así lo afirma este voluntario de la campaña #Estavezvoto que coopera activamente con las instituciones regionales, nacionales y europeas, en una entrevista para LA RAZÓN.

Miguel Pastor es un voluntario de la campaña #Estavezvoto que coopera activamente con las instituciones regionales, nacionales y europeas. Gracias a esta iniciativa de la UE, este joven fundó con otros compañeros una asociación llamada “Juventud Europea de Canarias” (Juveucan), de la que es presidente a día de hoy. En una entrevista para LA RAZÓN, Miguel asegura que su misión es “llevar el mensaje del proyecto europeo a cada esquina del archipiélago canario y a toda España”.

-Las elecciones del próximo mes se antojan ciertamente complicadas, en un momento decisivo para el futuro de Europa con la posible salida de Reino Unido de la UE en los próximos meses. ¿Hay mucho en juego en las próximos comicios?

-El 26 de mayo nos jugamos el futuro de la Unión Europea. La mejor manera de que uno tenga voz en un sistema parlamentario es con el voto. Las personas que no votan a fin de cuentas son invisibles. Teniendo en cuenta el contexto actual europeo, y como muchos eurodiputados han afirmado a lo largo de esta campaña, estamos sufriendo una crisis de sentimiento europeísta que se está reflejando en países que han sido parte del proyecto comunitario y que están cuestionando los valores de la UE. Lo que está en juego, valga la redundancia, es la unión de la Unión Europea, ese sentimiento de unidad y cooperación entre países, que se dejó bien claro en el Tratado de Maastricht. Lo que no podemos permitir es, por culpa de la abstención, dejar en manos de otros el futuro de Europa.

-¿En qué consiste la campaña #Estavezvoto (#ThisTimeImVoting)?

-Todo el servicio de comunicación del Parlamento Europeo se mostró muy preocupado porque países verdaderamente participativos como España, tan solo un 27% de los jóvenes acudió a votar en las últimas elecciones europeas de 2014, un 46% a nivel nacional. Los voluntarios nos hemos dado cuenta de que hay que concienciar a la gente que sin su voto lo que se pierde son sus ideas representadas en una cámara legislativa elegida directamente por todos los europeos. Queremos llegar al corazón de la gente diciendo que hay miles de motivos por los que votar. No hay que quedarse en casa con la papeleta el 26 de mayo porque se trata de un acto de cooperación y solidaridad con los demás ciudadanos europeos.

-La experiencia ha demostrado lo que puede suceder cuando la juventud no vota. Un ejemplo es el Brexit ¿cierto?

-El ejemplo del Brexit lo que dice es que la tercera edad de Reino Unido ha sido quien ha elegido el futuro de unos británicos que contaban con claros beneficios como pueden ser la movilidad, la libre circulación de personas y estudiantes que podían desarrollar parte de su vida educativa en otros países de la UE, beneficiándose de ello, como es el caso del Erasmus Plus, el nuevo programa creado por la Comisión Europea. Sin embargo, los británicos ya no podrán disfrutar de todas estas ventajas, al igual que los beneficios comerciales. Creo que los jóvenes que viven en Reino Unido deberían tener un poco más de conciencia y responsabilidad a partir de ahora.

-En Reino Unido viven más de 3,5 millones de europeos. ¿Esta iniciativa de #ThisTimeImVoting va también dirigida a ellos a expensas de lo que suceda finalmente con el Brexit?

-Por supuesto. Y yo voy más allá...También va dirigido a los 21.123 canarios censados a 31 de diciembre de 2018 en Reino Unido. Yo sé a que a esas personas les ha llegado el mensaje de esta campaña y la importancia que tiene la participación ciudadana en la democracia porque a fin de cuentas la Unión Europea es un proyecto de paz donde nuestros valores pueden correr serio peligro si no votamos.

-Las últimas elecciones europeas de 2014 llegaron en el peor momento para la UE con crisis económica y del euro, con Grecia al borde del precipicio, un paro del 24% en España y sanciones de Occidente a Rusia por Crimea y el este de Ucrania. Contemplando el panorama cinco años atrás, ¿considera vital la participación en los próximos comicios?

-Hemos percibido que muchos de estos problemas han tenido solución gracias a un Parlamento Europeo que tristemente no ha sido votado por la mayoría de los españoles que tenía derecho a sufragio en Europa. Si hay personas que hoy en día están descontentas por la actuación que se ha realizado en Europa sobre estos problemas, no tienen más que acudir a votar en los próximos comicios.

-¿Cree que en España se mantiene ese sentimiento europeísta?

-Entre los jóvenes nos hemos dado cuenta que o somos europeístas o vamos por la calle en taparrabos. Tenemos que tener claro que todos los logros y beneficios que disfrutamos a día de hoy, la gran mayoría proceden de Europa. Tenemos que hacer pedagogía que tenga más el dinero de por medio porque desgraciadamente así es como nos damos cuenta de la realidad. Un ejemplo lo tenemos en Canarias, donde Europa envió 162 millones de euros a las islas dentro del Fondo Social Europeo para paliar el desempleo juvenil. Asimismo, la UE también subvenciona los transportes entre las islas en casos de emergencias sanitarias y protege la diversidad marina que rodea a nuestro país con el programa Natura 2000. Es por ello que la Unión Europea hace mucho más de lo que nosotros creemos. A pesar de que el sentimiento europeísta ha estado decadente, yo confío que va a remontar con la campaña #Estavezvoto.

-¿Qué motivo le llevó a convertirse en voluntario de la UE y qué expectativas de participación tiene para el 26-M?

-Mi motivación para participar en esta campaña empezó un 30 de noviembre en el Parlamento de Canarias cuando se organizó un evento llamado ‘Europa en mi ciudad’. Ahí me di cuenta que desde una región ultraperiférica como Canarias, alejada del continente pero sin dejar de estar en el corazón de Europa, podía hacer algo interesante y colaborar. Fue cuando vi la oportunidad y me puse en contacto con diferentes asociaciones y organizaciones para iniciarme en esto. Una de las últimas cosas que he hecho es crear un evento llamado “Desayuno europeo”, donde iremos a pequeños municipios entre 10.000 y 20.000 habitantes o, por el contrario, municipios en donde no ha existido un debate para hablar de Europa con sus vecinos. A raíz de esto, con una forma jurídica directamente inexistente, decidí fundar junto con otros compañeros una asociación llamada Juveucan (Juventud Europea de Canarias) para llevar el mensaje del proyecto europeo a cada esquina del archipiélago canario y a toda España. En cuanto a mis expectativas de voto, tendré una sonrisa de oreja a oreja si aumenta un 5% la participación en las próximas elecciones europeas, salga lo que salga.