Política

El presidente de Ucrania compara el derribo del avión con los atentados del 11S

El presidento de Ucrania, Petro Poroshenko (a la derecha) y el embajador holandés, Kees Klompenhouwer, rinden homenaje a las víctimas del avión malasio junto a la legación de Holanda en Kiev.
El presidento de Ucrania, Petro Poroshenko (a la derecha) y el embajador holandés, Kees Klompenhouwer, rinden homenaje a las víctimas del avión malasio junto a la legación de Holanda en Kiev.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, comparó hoy el derribo del avión de Malaysia Airlines con los atentados de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, por lo que pidió una respuesta internacional para condenar a los responsables.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, comparó hoy el derribo del avión de Malaysia Airlines con los atentados de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, por lo que pidió una respuesta internacional para condenar a los responsables y que sean tratados como terroristas.

"No veo en qué se diferencia la tragedia del 11S, o la tragedia de Lockerbie, de la tragedia de Grábovo en el cielo de Ucrania", aseguró el mandatario ucraniano en una entrevista con la periodista Christiane Amanpour, en la cadena CNN.

"Ante cada tragedia, debemos demostrar el mismo tipo de reacción: se trata de un peligro para todo el mundo, esto es un peligro para la seguridad mundial", subrayó Poroshenko en referencia a los indicios que apuntan a que la aeronave fue derribada por los separatistas prorrusos.

El presidente ucraniano instó, además, al Congreso de Estados Unidos a considerar a los separatistas en las regiones de Lugansk y Donetsk como una organización terrorista.

"Espero que (el Gobierno de) Estados Unidos, junto con la Cámara y el Senado de Estados Unidos tomen la misma decisión de considerarlos como una organización terrorista. Ese es un gesto muy importante de solidaridad que estamos esperando por parte de todo el mundo, junto con las víctimas", agregó.

Reiterando las palabras del presidente estadounidense Barack Obama, aseguró también que los separatistas que controlan el territorio en el lugar del accidente han tratado de destruir las pruebas, aunque advirtió de que sus intentos por ocultar la verdad son "imposibles".

"Sabemos exactamente el lugar en el que (el misil tierra-aire) se lanzó, sabemos exactamente el camino que tomó, dónde golpeó al avión civil, y el lugar donde se estrelló el avión", insistió.

El presidente ucraniano también reiteró que Kiev tiene en su poder pruebas que demuestran el apoyo de Rusia a los separatistas causantes del derribo.

"Rusia tiene extraordinaria influencia sobre estos separatistas, nadie niega eso. Rusia los ha instado, Rusia los ha entrenado, sabemos que Rusia los ha armado. Los líderes separatistas clave son de Rusia", dijo Obama, haciendo un llamamiento a Moscú y al presidente ruso, Vladimir Putin, para obligar a los separatistas a cooperar en el caso del avión siniestrado.

Asimismo, Poroshenko indicó que ha ofrecido a Holanda, país de procedencia de la mayoría de los 298 pasajeros muertos, dirigir la investigación sobre el accidente, en una muestra más de que Kiev no tiene nada que ocultar en esta tragedia.