Internacional

Los ‘tories’ nombrarán al sucesor de Boris Johnson el 5 de septiembre

Este martes será el único día que los interesados tendrán para presentar su candidatura y el miércoles tendría lugar la primera ronda de votaciones

Desde que sus propias filas forzaran el pasado jueves su dimisión como líder del Partido Conservador se planteaban muchas preguntas sobre cómo Boris Johnson afrontaría ahora su futuro más inmediato. Su círculo más cercano asegura que está decidiendo si seguir los pasos de su predecesora, Theresa May, y permanecer en la Cámara de los Comunes como diputado, o retirarse por completo de la política en las próximas elecciones generales, previstas para 2024.

Entre las teorías más rocambolescas, la periodista Petronella Wyatt -la que durante años fue una de sus amantes oficiales- planteó que también podría dimitir como primer ministro para poder presentarse de nuevo a las primarias de la formación. Con la ambición rubia nunca puede descartarse ningún escenario. Pero lo cierto es que este lunes, al protagonizar su primera aparición pública tras el motín de los suyos, mostró una imagen sosegada muy distinta a la postura desafiante que había protagonizado durante su “destronamiento”.

Durante una visita al Instituto de investigación Francis Crick, se mostró “determinado” a cumplir con el mandato que se le encomendó en los pasados comicios generales de 2019 en sus últimas semanas al frente del Ejecutivo. En cualquier caso, admitió ya su papel secundario. “El trabajo del primer ministro en esta etapa es dejar que el partido decida y continúe cumpliendo los proyectos para los que fuimos elegidos. Y eso es lo que estoy haciendo”, recalcó durante un breve encuentro con los medios donde prefirió no hablar de ninguno de los candidatos que ya se han presentado para sucederle. “Después de todo lo que ha pasado, no me gustaría dañar las posibilidades de nadie ofreciendo mi apoyo”, matizó.

Graham Brady, presidente del llamado Comité 1922, que agrupa a los conservadores sin cartera, anunció hoy las reglas y calendario de las primarias. Este martes será el único día que los interesados tendrán para presentar su candidatura. Para poder postularse se necesita el apoyo de al menos 20 diputados conservadores, en lugar de los 8 que estaba antes estipulado. La primera votación entre las filas será el miércoles y la segunda previsiblemente el jueves. Para la próxima semana se espera la última votación a fin de tener para el 21 de julio, que es cuando termina la actividad en Westminster antes del receso de verano, los dos finalistas que se presentarán a los alrededor de 200.000 afiliados del partido, que deberán votar al nuevo líder. El ganador se anunciará el 5 de septiembre.

El que fuera ministro del Tesoro, Rishi Sunak, uno de los pocos que no quiere bajar los impuestos a fin de controlar una inflación disparada que se espera supere el 11%, se presentaba inicialmente como el favorito. Pero nada puede darse por hecho porque, según la encuesta publicada hoy por la web Conservative Home, biblia para los tories, Penny Mordaunt, ex ministra de Defensa, reservista de la Royal Navy y representante de los brexiteers moderados, se convertía en la favorita entre los afiliados. En segunda posición Olukemi Badenoch daba la gran sorpresa. La secretaria de Estado de Igualdad y una de las cara más desconocidas para el electorado. En tercer lugar, Sunak.

Con más de una decena de postulantes, la batalla se prevé intensa y sucia. Y esto no ayuda precisamente a lavar una imagen ya desgastada de por sí por 12 años en el poder. Un aliado de Priti Patel -ministra de Interior y representante del ala dura- admitía hoy haber compartido un “expediente tóxico” en los grupos tories de WhatsApp que califican al ex Chancellor como un mentiroso.

Por su parte, Suella Braverman -Fiscal General del Estado y representante de los euroescépticos más radicales- acusaba a Penny Mordaunt de hacer que su embarazo fuera “innecesariamente” estresante al permitir que los activistas pro-trans se apropiara de la legislación sobre maternidad.

La propia Mordaunt tenía que cambiar su video de presentación apenas horas de ver la luz después de que el atleta paralimpico Jonnie Peacock haya demandado quitar una escena en la que se le veía saludando tras una carrera a Oscar Pistorius, quien fue luego condenado por asesinato de su novia Reeva Steenkamp. “Cualquier cosa menos azul”, ha dicho en sus redes el deportista.

Una de las grandes preocupaciones del núcleo duro de la formación es que con tantos representantes de este sector presentándose a la carrera por el liderazgo, el voto se divida y acaben dos conservadores moderados como finalistas. De momento, los partidarios del Brexit se están uniendo en torno a Suella Braverman en ausencia de alguien más en quien puedan confiar.

Todavía no se descarta que Priti Patel se sume a la batalla. También es posible que lo haga el propio Jacob Rees-Mogg, actual ministro para las oportunidades del Brexit y uno de los diputados más excéntricos de Westminster. Con modales y vestimenta, según sus propios colegas, “que parecen sacado del Siglo XVIII” pretendería ser el candidato de “continuidad Boris”.

El Partido Conservador es una de las máquinas políticas más exitosas del mundo democrático. Ha estado ganando elecciones desde la década de 1830, dominando la política británica durante la mayor parte del siglo XX y XXI. Sin embargo, a pesar de la confianza en algunos sectores de que es posible que se reinvente -una vez más- la forzada salida de la ambición rubia conlleva grandes riesgos. Al fin y al cabo, después de 12 años en Downing Street los `tories´ pueden acabar perdiendo el poder para pasar toda una generación en la oposición. Eso es al fin y al cabo lo que ocurrió en 1997. Tras el desgaste de la era de la Dama de Hierro, llegó un Tony Blair con su “Nuevo Laborismo” y arrasó.