Internacional

Ampliación

Von der Leyen: «La adhesión de Ucrania va en buen camino»

La presidenta de la Comisión pide en Kyiv más ayuda militar para el Ejército ucraniano

Ursula von der Leyen con Volodimir Zelenski, ayer en Kyiv
Ursula von der Leyen con Volodimir Zelenski, ayer en KyivSERGEY DOLZHENKOAgencia EFE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, visitó Kyiv ayer por tercera vez desde el inicio de la invasión rusa. «Es impresionante ver la velocidad, la determinación, la precisión con la que estáis progresando. Los apoyamos donde podemos», dijo en una conferencia de prensa con Vlodimir Zelenski. Von der Leyen indicó que la UE nunca podría «igualar el sacrificio» que los ucranianos están haciendo en su «lucha por la democracia, por la humanidad, por el respeto del Estado de derecho internacional», pero aseguró que la UE y Ucrania «son amigos para siempre». Prometió 150 millones de euros de fondos de la UE para ayudar a los desplazados internos en Ucrania a capear el invierno, así como 100 millones para ayudar a preparar refugios antibombas en las escuelas que no pueden iniciar el nuevo curso debido al temor a los ataques rusos con misiles.

Von der Leyen también felicitó a los ucranianos por el éxito de su ofensiva en Jarkiv e insistió en que «es absolutamente vital y necesario» que todos los Estados miembros «apoyen a Ucrania con el equipo militar que necesitan para defenderse», diciendo que Ucrania demostró que era capaz si estaba bien equipada.

Zelensky agradeció a la UE su apoyo y reveló que Kyiv estaba en conversaciones con cinco países sobre las entregas de los sistemas de defensa aérea a Ucrania. Reveló que ha habido avances en cuanto a los sistemas IRIS-T y NASAMS, pero advirtió que las demoras en las entregas de los sistemas de defensa aérea provocan la pérdida de vidas. Ucrania ha estado pidiendo repetidamente la entrega de sistemas de defensa aérea y la aceleración general de las entregas de armas, mientras Rusia se ha embarcado en una serie de ataques contra objetos de importancia crítica de la infraestructura social.

Los ataques con misiles contra la infraestructura de producción y transmisión de electricidad en Jarkiv fueron seguidos por ataques contra la presa en Kryvyi Rih, la ciudad natal de Zelenki. El daño a la presa en ataque el miércoles provocó el rápido aumento del nivel del agua en el río Ingulets y la inundación en partes de la ciudad. El presidente ucraniano reaccionó dirigiéndose directamente a los militares rusos y acusándolos de cobardía y de librar una guerra contra los civiles en Ucrania. Sin embargo, ayer siguió otro ataque contra un complejo industrial en la misma ciudad, así como ataques en la región oriental de Kirovograd.

Tras visitar la ciudad liberada de Izium el miércoles, el automóvil de Zelenski sufrió un accidente de tráfico tras ser golpeado por otro automóvil cuando el convoy presidencial se movía en Kyiv el miércoles por la noche. Zelenski fue chequeado por un médico que no encontró «lesiones graves», según el secretario de prensa del presidente. Zelenski pudo continuar con su apretada agenda al día siguiente sin rastros aparentes de lesiones.

Mientras, la junta directiva de la Organización Internacional de Energía Atómica, que está compuesta por representantes de 35 Estados miembros de la ONU, adoptó ayer una resolución que exige que Rusia ponga fin a su ocupación de la central nuclear de Zaporizhia. Solo dos países miembros, Rusia y China, votaron en contra. La resolución «deplora las persistentes acciones violentas de la Federación de Rusia contra las instalaciones nucleares en Ucrania, incluida la presencia continua de las fuerzas rusas y el personal [del organismo nuclear ruso] Rosatom en la planta de energía nuclear de Zaporiyia» y se basa en las conclusiones de la misión de la OIEA.