MENÚ
lunes 14 octubre 2019
00:34
Actualizado

Hisham Zaazou: «La amenaza yihadista es global, no sólo afecta a Egipto»

  • Hisham Zaazou: «La amenaza yihadista es global, no sólo afecta a Egipto»

Tiempo de lectura 4 min.

21 de enero de 2016. 01:49h

Comentada
21/1/2016

El ministro de Turismo egipcio, Hisham Zaazou, de visita a España en el marco de FITUR, invita a todos los españoles a visitar su país, que en su opinión es «mucho más seguro que hace tres años». Zaazou insiste en que han reaccionado a tiempo y la seguridad está garantizada, pese a los recientes ataques yihadistas.

–En los últimos cinco años, preo–cupaba la inseguridad tras la caída de Mubarak y la llegada al poder de los islamistas, pero ahora se ha pasado a ataques yihadistas contra objetivos turísticos, hoteles... ¿Está sufriendo como ministro de Turismo?

–Son retos, no hay duda. Pero no lo describiría como «sufrir». No es exacto. Debido a otras razones, el mundo está siendo testigo de otro nivel de amenazas, mucho más elevado. Es una tendencia global, no ocurre sólo en Egipto. Mire también en Europa. Aun así, en Egipto somos líderes y estamos trabajando diligentemente asegurando el nivel más alto de seguridad para nuestros invitados, así como para nuestros ciudadanos.

–¿Se puede garantizar la seguridad al 100%?

–Por supuesto que no. Pero, por ejemplo, los incidentes que mencionó anteriormente yo los definiría como intentos «amateurs». Desgraciadamente, los medios de comunicación los han aumentado y presentado como incidentes muy serios. No obstante, estamos tomándonos todo muy en serio y tomando cada medida necesaria para asegurar que estamos en el buen camino por el bien de los egipcios, que viajan dentro del país, y nuestros huéspedes. Me siento más confiado que antes.

–¿De verdad?

–Sí, me siento más seguro desde que tomamos la decisión de aumentar las partidas en asesoría estratégica con los mejores expertos en seguridad y tecnología. Así podremos garantizar los estándares más altos de seguridad en nuestros aeropuertos, así como en los resorts. Estoy orgulloso de decirle, que cada día miro a nuestro alrededor y me digo: «Gracias a Dios que Egipto lo está haciendo bien y va por el buen camino».

–En el caso de los aeropuertos, tras el ataque al avión que partía de Sharm el Sheij con destino a Rusia, ¿qué medidas específicas se han tomado?

–Por primera vez, tenemos un comité de alto nivel, liderado por el primer ministro y que incluye a varios ministerios relevantes y sensibles al tema de la seguridad, como los de Interior, Defensa, Aviación y yo mismo, y decidimos tomar medidas muy rápidas. Hicimos inventario para saber con todo lo que contábamos en cada aeropuerto y ver cómo podemos mejorar y actualizar todos los equipos, estudiar dónde podemos añadir más recursos humanos o tecnológicos. Y se dio incluso un paso más, culturalmente hablando, pues ya hemos firmado con un órgano independiente para que nos asesore y entrene a nuestro personal, formando una empresa especial para seguridad aeroportuaria. Todas estas medidas se han implementado en tan sólo ocho semanas. Estamos contentos de no haber chocado con la burocracia gubernamental para así asegurar que este asunto está bien manejado. Espero que pronto lleguen buenas noticias de esos países que han dejado de volar a Egipto, como Reino Unido. Creo que cambiará muy pronto

–Y en el caso de los rusos, que viajaban a Egipto en busca de sol y playa, ¿volverán?

–Espero que vuelvan, no tengo la garantía, aunque creo que no será en un futuro muy lejano.

–El turismo español en Egipto es más bien cultural. ¿Qué les dice a ellos?

–Es muy importante para nosotros mantener un buen nivel de tráfico de turismo desde España. Los españoles son muy queridos y representan un gran componente para el turismo cultural.

–¿Tiene las cifras del año pasado y del próximo?

–En el mercado español, la tendencia de 2015 fue positiva, hubo un aumento del 20%, a pesar de todo. Por supuesto que las cifras no son como eran hace cinco años.

–A pesar de ello, Meliá Hoteles cerrará temporalmente dos de sus cuatro hoteles, debido a la caída de la demanda que se ha producido por la amenaza terrorista.

–Creo que no es sólo por esto, sino por motivos comerciales. Insisto, una vez que vuelva el negocio, todo volverá.

–En febrero se cumplen cinco años tras la caída de Mubarak. ¿Cómo ve el futuro tras la revolución?

–Como en cualquier revolución, hay puntos positivos y otros negativos. Hemos sufrido como país por el cambio. No fue un buen periodo para construir la economía. Pero esa parte ya la hemos superado. Los egipcios tomaron el rumbo del país con más libertad, democracia y estamos orgullosos de tener un Parlamento. Uno que es, por cierto, más representativo que nunca.

Últimas noticias