Política

Irak e Irán discuten la necesidad de acabar con el Estado Islámico

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, y el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Moamad Javad Zarif, han discutido este domingo en Irak los esfuerzos internacionales necesarios para eliminar el Estado Islámico. En un comunicado, el Gobierno iraquí ha enfatizado el peligro que supone el Estado Islámico para la región.

En total, 35 personas han muerto este sábado en diferentes atentados del Estado Islámico en el país, que parecen responder al ataque de una milicia chií contra una mezquita suní en Diyala, el pasado viernes, que dejó un balance de 65 muertos.

El avance del Estado Islámico en el norte de Irak ha alarmado al Gobierno de la capital y a los aliados occidentales, lo que ha provocado el lanzamiento de decenas de ataques aéreos por parte de Estados Unidos con el objetivo de frenar el avance de los milicianos y acabar con el Estado Islámico.

El Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.

El ISIS proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.

Desde entonces, ha lanzado numerosas campañas de venganza contra la comunidad chií y otras comunidades minoritarias de las zonas que controla, como la cristiana y la yazidí, ejecutando a miles de personas y destruyendo numerosos lugares de culto.