La militancia del SPD aprueba formar Gobierno con Merkel

Sigmar Gabriel anuncia el resultado de la consulta popular entre la militancia del SPD
Sigmar Gabriel anuncia el resultado de la consulta popular entre la militancia del SPD

La militancia del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ha aprobado en una consulta vinculante un gobierno de coalición con el bloque conservador de Angela Merkel, que será investida canciller el próximo martes.

La militancia del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ha aprobado en una consulta vinculante un gobierno de coalición con el bloque conservador de Angela Merkel, que será investida canciller el próximo martes.

Así lo comunicó hoy en una intervención pública la tesorera del SPD, Barbara Henricks, encargada de supervisar el recuento del referendo entre las bases socialdemócratas, que compareció ante los medios de comunicación junto a la directiva de la formación en Berlín.

De los cerca de 475.000 afiliados del SPD, algo más de 369.000 participaron en el proceso -lo que eleva la participación de esta iniciativa inédita al 77%- y de estos, un abrumador 75,9% votaron "sí"a formar un gobierno de coalición con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y la bávara Unión Socialcristiana (CSU).

Sigmar Gabriel, presidente del SPD, agradeció el fuerte apoyo de la militancia a la apuesta de la dirección de negociar con los conservadores un gobierno de coalición y aseguró que tratará en los próximos cuatro años de "ganar"al 23% que han votado que "no".

"Tengo que decir que hacía mucho tiempo que no me sentía tan orgulloso de ser socialdemócrata", aseguró Gabriel, que casi con toda seguridad se convertirá en ministro en el próximo gabinete, en relación a la consulta vinculante.

El claro resultado del referendo despeja el camino a la formación de un gobierno de gran coalición en Alemania en los próximos días, casi tres meses después de las elecciones parlamentarias del pasado 22 de septiembre.

En aquellos comicios Merkel se quedó a las puertas de la mayoría absoluta, pero la debacle de sus socios tradicionales, los liberales, que quedaron fuera del Bundestag (cámara baja), le forzó a negociar con los partidos de izquierdas, aunque solamente fructificaron las conversaciones con el SPD.

Tras el anuncio público del resultado de la consulta, del que había sido previamente informado el bloque conservador, se prevé que los tres partidos que van a conformar la tercera gran coalición de la historia reciente de Alemania -y la segunda encabezada por Merkel- den a conocer mañana mismo, en sendas intervenciones públicas, los nombres de los ministros que corresponden a su formación.

Las especulaciones periodísticas apuntan que el SPD ocupará seis carteras, que la CDU obtendrá cinco (más la de canciller) y que la CSU se quedará con tres ministerios.

Los rumores apuntan también que el codiciado Ministerio de Finanzas seguirá en manos del cristianodemócrata Wolfgang Schäuble por insistencia de Merkel, y que el SPD se quedará con Exteriores y Economía.

El lunes está asimismo previsto que los presidentes de los tres partidos de la coalición firmen en sede parlamentaria el acuerdo de coalición que han negociado a lo largo de un mes y que el martes tenga lugar la investidura de Merkel en el Bundestag y la jura de cargos ante el presidente alemán, el independiente Joachim Gauck.

El miércoles podría entonces celebrarse el primer consejo de ministros del nuevo gabinete.