Europa

Europa promete 100.000 plazas más para refugiados en Grecia y los Balcanes

la canciller de Alemania, Angela Merkel, el presidente de la CE,  Jean-Claude Juncker y el Alto Comisionado para los Refugiados, el portugués Antonio Guterres, durante la rueda de prensa en Bruselas
la canciller de Alemania, Angela Merkel, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker y el Alto Comisionado para los Refugiados, el portugués Antonio Guterres, durante la rueda de prensa en Bruselas

Los trece países de la UE y de los Balcanes occidentales más afectados por la llegada de refugiados desde Turquía prometieron hoy crear 100.000 nuevas plazas para la recepción de demandantes en Grecia y a lo largo de la ruta de entrada por estos países

Los trece países de la UE y de los Balcanes occidentales más afectados por la llegada de refugiados desde Turquía prometieron hoy crear 100.000 nuevas plazas para la recepción de demandantes en Grecia y a lo largo de la ruta de entrada por estos países, informa Efe

"Aumentaremos hasta 30.000 las plazas en Grecia hasta finales de año y crearemos 20.000 más en ese país con ayuda de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)", anunció el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en rueda de prensa posterior a la minicumbre de líderes.

ACNUR apoyará además la creación de 50.000 adicionales a lo largo de la ruta de los Balcanes occidentales, indicó.

Los países de la Unión Europea (UE) y de los Balcanes Occidentales abordan la crisis de los refugiados en una reunión en Bruselas, sin haber logrado en la primera ronda de contactos técnicos aproximar sus posiciones acerca de la declaración que aprobarán hoy.

"Esperamos unas discusiones difíciles", reconocieron fuentes europeas a Efe, que explicaron que, tras una primera reunión de los representantes nacionales de alto nivel (sherpas) antes del encuentro, las delegaciones trabajan ahora en el borrador de declaración que tratarán de acordar los jefes de Estado y de Gobierno.

Otras fuentes europeas también indicaron que se espera una negociación difícil porque se tratará de discutir de "principios más que de detalles", como la cooperación, los flujos de refugiados, las capacidades de recepción y las operaciones de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex).

El comisario europeo de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, insistió a su llegada a la reunión en que solo se podrá lograr una solución a la crisis actual si los Estados miembros y los países de los Balcanes Occidentales trabajan juntos.

"Tenemos en nuestros países vecinos al menos 20 millones de refugiados, debido al aumento de las acciones militares en Siria. La presión para huir ha aumentado y esto puede tener un impacto inmediato en Europa", subrayó Hahn.

"Espero que los Estados miembros y los países de los Balcanes Occidentales cooperen muy de cerca y no busquen soluciones individuales, puesto que no es la forma apropiada de afrontar esta cuestión", añadió.

Hahn pidió que los flujos de personas se controlen de manera coordinada y que se utilicen los centros de registro en Grecia para diferenciar entre inmigrantes y refugiados.

"Estamos en invierno, hay que dar refugio a los afectados. La Comisión Europea está lista para facilitar recursos financiero adicionales y también equipos", añadió.

Sobre las posibilidades de una solución hoy, el comisario sostuvo: "Todos somos conscientes de la gravedad de la situación".

"Que cada uno busque su propia solución individual es ser corto de miras y no es sostenible a medio largo plazo", insistió.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, dijo antes del encuentro en una entrevista al diario "Bild"que "cada día cuenta"y añadió: "Necesitamos actuar de forma ordenada para evitar una tragedia humanitaria".

El Ejecutivo comunitario llegó a la cita con una propuesta concreta para poner en marcha medidas operativas desde mañana mismo que parece no contar con el respaldo de parte de los invitados.

Bruselas sugería en concreto el despliegue de 400 policías de fronteras en Eslovenia, más controles en los límites de Croacia y el registro de refugiados que lleguen desde Grecia a Macedonia y Albania, según el borrador de declaración al que tuvo acceso Efe.

El Ejecutivo comunitario pedía expresamente a los países que "se abstengan de facilitar"el avance de estas personas, llegadas en su mayoría desde Turquía con la intención de acceder a Alemania, hacia otros Estados de la región sin el acuerdo de éstos.

La CE también instaba a los países a implementar medidas para facilitar el intercambio de información diaria en un plazo de 24 horas, como designar puntos de contacto concretos para poder controlar mejor los movimientos de personas en la ruta de los Balcanes Occidentales.

En el encuentro de hoy participan finalmente trece países: Alemania, Austria, Hungría, Grecia, Eslovenia, Croacia, Bulgaria, Rumanía, Macedonia, Serbia, Albania, Holanda y Luxemburgo.

Efe