Internacional

“Lenín Moreno ha logrado acorralar al correísmo”

El periodista ecuatoriano Martín Pallares asegura que la sociedad de su país ha quedado más dividida tras las protestas contra los recortes del Gobierno

El periodista ecuatoriano Martín Pallares asegura que la sociedad de su país ha quedado más dividida tras las protestas contra los recortes de Lenín Moreno

Publicidad

Martín Pallares es uno de los periodistas más prestigiosos de Ecuador. Fundador del diario digital “4 Pelagatos”, anteriormente trabajó en el periódico “El Comercio”, donde fue despedido en 2015 por su comentarios críticos en las redes sociales contra el Gobierno de Rafael Correa, quien después de dejar la presidencia lo demandó ante los tribunales, si bien perdió en primera y segunda instancia.

¿La derogación de los recortes económicos es una derrota para el presidente Lenín Moreno?

Sí y no. Frente a la demostración de fuerza de los indígenas es una derrota, porque el presidente dio marcha atrás en su decreto. La percepción en Ecuador es que la fuerza de los indígenas se convierte en un poder de veto ante cualquier otra medida. Pero la derogación de los ajustes económicos y el fin de las protestas suponen a la vez un triunfo muy importante para Lenín Moreno ya que ha logrado aislar al correísmo, que ha estado instigando las protestas. Moreno forzó al movimiento indígena a hacer una especie de declaración anticorreísta. Ahora, el correísmo duro ha quedado reducido como un grupo de desestabilizadores vinculados con los movimientos bolivarianos de Venezuela.

¿Logrará Lenín Moreno acabar su mandato?

Publicidad

Lenín Moreno es un muerto cabalgando un caballo. Se ha librado del fantasma del golpe correísta. El golpe que preparaba el ex presidente Rafael Correa estaba dirigido al adelanto de elecciones para evitar así ser procesado por un caso de sobornos por el que podría ser sentenciado. Si fuera así, Correa quedaría inhabilitado para cualquier cargo público y no podría aspirar como candidato a la vicepresidencia siguiendo el modelo kirchnerista. Hay que recordar que los ecuatorianos votaron el año pasado en un referéndum para impedir la reelección indefinida de las autoridades, por lo que Correa no puede ya concurrir como candidato presidencial, pero sí como vicepresidente.

¿Es Ecuador una sociedad más fragmentada tras las protestas?

Publicidad

La sociedad ecuatoriana queda herida, lastimada y resentida. Ecuador siempre ha sido un país racista, pero los niveles de racismo, sobre todo de las clases medias, hacia los indígenas son ahora mismo muy elevados. Yo mismo he visto gestos y manifestaciones de racismo en ciudades como Guayaquil que no había visto nunca. Se cree que los indígenas están ejerciendo un secuestro del resto de la sociedad y que ninguna decisión importante se puede tomar sin ellos. Hay muchos ecuatorianos que no se identifican con los indígenas, viven mundos totalmente distintos. Según el último censo, solo el 7% de la población ecuatoriana se autodeclara indígena; se atribuyen por tanto un poder de representación que no tienen. Lo ocurrido aquí es el mejor caldo de cultivo posible para la llegada de un Bolsonaro.

-¿Cómo reducirá el Gobierno el déficit fiscal ahora que ha derogado las medidas económicas adoptadas tras pactar un préstamos con el FMI?

-No creo que el Gobierno tome una medida similar a partir de ahora, a no ser que concilie una posible eliminación de los subsidios a los combustibles con una compensación muy importante. Por otro lado, hay que decir que el Fondo Monetario Internacional no ha impuesto el fin de los subsidios a los carburantes, más bien ha exigido al Gobierno un cierto equilibrio fiscal y el gobierno pensaba que la forma más fácil para lograrlo era eliminando los subsidios porque eso significa un ahora de 1.500 millones de dólares al año. Otras medidas como una subida del IVA tenían que pasar por la Asamblea Nacional, donde el Gobierno no tiene mayoría.