MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
01:03
Actualizado

Lo que dicen los médicos de los espasmos de Merkel

La mayoría de médicos coincide con la canciller, los temblores sí pudieron deberse a la deshidratación

  • Angela Merkel con un vaso de agua y seis botellas/ EFE
    Angela Merkel con un vaso de agua y seis botellas/ EFE

Tiempo de lectura 4 min.

20 de junio de 2019. 13:26h

Comentada
larazon.es 19/6/2019

“Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban, ahora me siento de nuevo bien”, así se defendía ayer la canciller alemana, Angela Merkel, al ser preguntada por las especulaciones desatadas sobre su estado de salud por el visible temblor de manos y piernas que sufrió mientras recibía al presidente de Ucrania, Vladimir Zelenski, de visita de trabajo en Berlín.

La canciller germana atribuyó a un supuesto problema de deshidratación los temblores, mientras dirigía una sonrisa a Zelenski, quien a su vez apuntó, en tono jovial que había visto a Merkel “muy segura”.

Las imágenes de la canciller bajo el sol, con signos de debilidad física y sujetándose repetidamente las manos para tratar de calmar el temblor, durante aproximadamente medio minuto y mientras sonaba el himno alemán, se convirtieron rápidamente en objeto de comentarios en los medios alemanes.

Merkel ha retomado hoy su agenda con normalidad, pero ¿qué le ocurrió realmente a la canciller?

Los medios alemanes fueron los primeros en especular pero también en tranquilizar a la población. Consultado por la agencia local DPA, Alexander Schultze, número dos del Departamento de Emergencias de la Universidad Hospital Hamburg-Eppendorf, indicó que no era imposible que los síntomas que tuvo Merkel fueran causados por una falta de fluidos. Desde el punto de vista médico, los temblores en sí mismo no son una cuestión de alarma, señaló Schultze, quien apuntó que la falta de hidratación es común en la climatología que hubo ayer. (En Berlín hubo unos 30º C). Además, el hecho de que la canciller se sintiera mejor después de haber tomado tres vasos de agua, puede ser una indicación de que fuera un problema circulatorio a corto plazo, aseveró el doctor.

Mientras que Jakob Berger, médico general y presidente de la Asociación de Médicos Bávaros, no ve en el episodio de temblores de Merkel motivos por los que preocuparse. “Estoy sorprendido”, indicó a VIP News. “Pero más bien, porque Merkel parece siempre tan estable”. Berger rechaza que detrás de los espasmos de la canciller exista una enfermedad grave. “Fue demasiado breve”, manifestó . “Justo después del himno nacional, ella pudo continuar con normalidad junto al presidente ucraniano”.

El médico alemán considera la deshidratación, la falta de agua, la causa más probable de lo ocurrido. “Hace mucho calor ahora en Berlín. Una mujer como Angela Merkel tiene sin duda un estilo de vida bastante estresante “. Esto promueve una pérdida de electrolitos en el cuerpo. Y eso, a su vez, podría provocar espasmos y temblores descontrolados. También descarta que Merkel padezca una enfermedad neurológica como el Parkinson, pues se expresa con unos temblores más débiles. “Su temblor era demasiado fuerte. El temblor del Parkinson, sería mucho más ligero”, concluyó.

La noticia y el vídeo han dado la vuelta al mundo. Por lo que numerosos medios extranjeros han recurrido a sus expertos para saber qué le pudo ocurrir a una de las mujeres más poderosas del mundo.

Por su parte, el especialista en medicina interna del Hospital IMED Manuel Valls Roig ha explicado a Atresmedia que al tratarse de “una persona mayor, con una importante carga emocional y expuesta durante un largo periodo al sol. Puede cuadrar que sufriera deshidratación”.

“Si la deficiencia de líquido es a corto plazo, por ejemplo, en un día caluroso con una mayor necesidad de líquido cuando sudas mucho, o si hay una enfermedad diarreica en la que se pierde mucho líquido, entonces suele manifestarse en mareos y debilidad”, ha explicado Jan Halle, portavoz de la Sociedad Alemana de Nefrología, a Sputnik.

El diario italiano “Corriere della Sera” entrevistó a Alberto Albanese, profesor de Neurología en el Instituto Humanitas de Milán y en la Universidad Humanitas. Al preguntarle si la deshidratación es posible, el doctor explica que “digamos que la deshidratación, que es la falta de líquido, no está prevista en los manuales de medicina como causa de los temblores. De todas formas, puede suponer desmayos, bajada de tensión, tensión muscular y alteración del ritmo cardíaco. Pero la canciller alemana, después de este episodio, que duró al menos un minuto, como se puede observar en el vídeo, ha podido caminar de manera normal”.

Merkel cumplirá 65 años el próximo 17 de julio. Llegó al poder en 2005 y fue reelegida para un cuarto mandato tras las elecciones generales del pasado 2017.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs