Actualidad

Los negociadores de Maduro y Guaidó vuelven a Barbados para avanzar en el “diálogo de paz”

Los representantes de Nicolás Maduro y del autoproclamado mandatario interino, Juan Guaidó, han regresado a Barbados para avanzar en el “diálogo de paz” con el que buscan una solución acordada a la crisis política en Venezuela. Así lo ha anunciado el ministro portavoz del Gobierno, Jorge Rodríguez, que forma parte de los negociadores del Palacio de Miraflores: “Hemos arribado a la generosa Barbados para continuar con el diálogo de paz”.

Publicidad

Rodríguez ha expresado su deseo de que “se desactiven las agresiones” contra Venezuela, en alusión a las sanciones internacionales -una de las principales exigencias del chavismo en la mesa de diálogo-, para que “todos” centren sus esfuerzos en construir “un mecanismo pacífico de solución de controversias”. “Ya no más al expediente de violencia, ya no más recurrir a salidas extraconstitucionales”, ha dicho Rodríguez en un vídeo difundido por Twitter, abogando por las “vías pacíficas” para resolver las diferencias.

Horas antes, el equipo de Guaidó informó también de que volvería a Barbados “para continuar, de manera expedita, con el mecanismo de negociación de Oslo para lograr el cambio que le ponga fin al sufrimiento de los venezolanos”, informa Ep.

Publicidad

EL PROCESO DE OSLO Y BARBADOS

Publicidad

Los emisarios de Maduro y Guaidó se reunieron en Oslo el pasado mes de mayo en una serie de contactos exploratorios con la intención de reactivar un diálogo que se ha resistido hasta tres veces desde la muerte de Hugo Chávez, en 2013.

La semana pasada, trasladaron las conversaciones a Barbados, donde acordaron una agenda de seis puntos, cuyo contenido se desconoce, y decidieron instalar “una mesa que trabajará de manera continua y expedita”. Noruega avanzó que los negociadores volverían a la isla caribeña tras “realizar consultas” en Caracas.

Fuentes del círculo de participantes en las negociaciones han revelado a LA RAZÓN que Maduro accedería a negociar el adelantar las elecciones presidenciales a 2020 con un Consejo Nacional Electoral (CNE) completamente renovado a cambio de que Guaidó convenciera a sus aliados internacionales de que retiraran las sanciones contra funcionarios ‘chavistas’.

También contaron que podría haber una gran novedad en estos hipotéticos comicios. Maduro no sería el candidato del PSUV y quedarían igualmente descartados el número dos del ‘chavismo’, Diosdado Cabello, y el vicepresidente económico, Tareck El Aissami, para dar paso al gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, de 37 años y miembro de los gobiernos de Chávez y Maduro.

Publicidad

Los contactos buscan reanudar el diálogo para resolver una crisis política que se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la “usurpación”, crear un gobierno de transición y celebrar “elecciones libres”. Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, incluido Perú, así como varios europeos, entre ellos España.

Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre la nación caribeña. La ONU advierte de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.