Maduro no asume su responsbilidad

La falta de efectivo en vísperas de Navidad aumentó la desesperación de la gente, ya agobiada por una severa escasez de alimentos y medicinas

Nicolás Maduro, junto a juguetes, en la emisión de su programa televisivo "En contacto con Maduro

Primero el Imperio contraataca y ahora es la oposición, el presidente Nicolás Maduro busca enemigos a los que culpar con tal de no admitir el desastre que ha supuesto su anuncio de retirar los billetes de100 bolívares en plena campaña navideña.

Primero el Imperio contraataca y ahora es la oposición, el presidente Nicolás Maduro busca enemigos a los que culpar con tal de no admitir el desastre que ha supuesto su anuncio de retirar los billetes de100 bolívares en plena campaña navideña.

Después de saqueos, muertos, protestas y caos, el mandatario se vio obligado a dar un paso atrás y postergar por dos semanas la eliminación del billete de 100 bolívares, cuya salida de circulación y la falta del nuevo papel moneda aumentó el malestar popular.

Maduro decidió prorrogar hasta el 2 de enero la vigencia de los 100 bolívares y el cierre de las fronteras con Colombia y Brasil para golpear a “mafias” que asegura, acaparaban en las zonas limítrofes ese billete.

“Tranquilamente pueden seguir utilizando para sus compras, sus actividades, el billete de 100. Y a la banca pública y a la banca privada, cajeros electrónicos y todo, billete hay”, dijo.

Maduro sacó de circulación la semana pasada el billete de 100 bolívares -el de mayor circulación y valor, equivalente a 0,15 dólares a la tasa oficial más alta- y dio 72 horas para cambiarlos en bancos públicos y privados.

Expirado ese tiempo el jueves, concedió 10 días -que luego redujo a cinco- a partir del viernes para que la gente depositara esos billetes en el Banco Central de Venezuela (BCV). Pero, al no estar el nuevo cono monetario, el BCV sólo ha hecho depósitos electrónicos en las cuentas de los miles de angustiados venezolanos que han hecho largas filas el viernes y este pasado sábado para depositar sus billetes de 100. Se espera que hoy se repitan las mismas imágenes. Supuestamente este lunes deberían de llegar los nuevos billetes, pero en las calles de Caracas ya nadie confía en la palabra del líder bolivariano.

“No estoy de acuerdo con esto, que yo tenga que venir aquí con una miseria de rial (dinero) a cambiarlo al BCV para poder comer. Esto es una locura, yo estoy cansada”, afirmó temprano Bismary Rivero, un ama de casa de 39 años que viajó 450 km desde su pueblo en el estado oriental de Monagas.

La oposición reaccionó de inmediato al anuncio. El ex candidato presidencial Henrique Capriles tildó a Maduro de “inepto” y el dirigente Jesús Torrealba reprochó al presidente dar marcha atrás en su medida tras haber causado “dolor”.

Saqueos

La falta de efectivo en vísperas de Navidad aumentó la desesperación de la gente, ya agobiada por una severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación de tres dígitos que hacen necesarios las tarjetas de débito y crédito, y fajos de billetes para hacer una simple compra.

El malestar estalló en protestas y saqueos a comercios en varios puntos del país. Un diputado y un concejal opositores aseguraron que en el estado Bolívar (sur) los disturbios dejaron cuatro muertos, pero las autoridades oficiales aún no confirman esa versión.

En Guasdalito, en el estado Apure (centro-oeste), fueron quemadas tres agencias de bancos estatales, en hechos en los que según Maduro participaron dirigentes opositores.

Más de un centenar fueron detenidos en Bolívar, según la gobernación oficialista de ese estado, y varios otros en distintas localidades. Ayer continuaba el toque de queda impuesto en el Estado de Bolivar, militarizado hasta que las aguas se calmen.

Maduro atribuyó a un sabotaje internacional el hecho de que cuatro aviones con los nuevos billetes -el mayor de 20.000 bolívares- no hayan llegado a tiempo para que el jueves, como había prometido, entraran en vigencia.

Tras apuntar al Imperio el presidente de la República cargó contra la oposición a la que denunció ayer acusando a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de preparar un complot con billetes de Bs. 100, y anunció nuevas detenciones.

El mandatario nacional indicó que gracias al "contragolpe"y el apoyo del pueblo que aceptó la medida tomada respecto al papel moneda con la denominación 100 bolívares, logró frenar todo intento de "saboteo". "Decisión de dejar sin efecto los billetes de 100 fue el núcleo central del contraataque revolucionario", señaló.

Por su parte la iglesia venezolana también responsabilizó por la crisis a las medidas tomadas por Nicolás Maduro, días después de su anuncio de retirar el billete de 100 bolívares.

"Las recientes medidas de carácter económico y monetario implementadas por el Gobierno Nacional han agudizado la crisis que golpea a nuestra nación y a todos los ciudadanos", resaltó la Iglesia en su comunicado. En ese sentido, culparon al régimen por "la manera apresurada de implementar la medida", causando "graves molestias"y provocando "indignación, rechazo y violencia".