MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
03:43
Actualizado

Por qué la élite de Moscú teme a Ivan Golunov, el periodista acusado de narcotráfico

Ha sido detenido por tráfico de drogas. Periodistas y medios de comunicación rusos creen que es un caso fabricado para acallar al reportero, reconocido por sus informaciones sobre la corrupción en el Ayuntamiento de Moscú

  • Ivan Golunov, tras su detención en Moscú/Reuters
    Ivan Golunov, tras su detención en Moscú/Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

10 de junio de 2019. 17:26h

Comentada
larazon.es 10/6/2019

Ivan Golunov, de 36 años, fue arrestado con 3,56 gramos de droga sintética en su mochila cuando se dirigía a un encuentro con una fuente informativa el pasado viernes. La Policía dijo después que encontró 5 gramos de cocaína en su casa y anunció la apertura de una investigación criminal. Varias fotos con la droga incautada fueron publicadas en internet. Para el abogado del detenido se trata de un caso de manipulación.

Golunov está acusado de tráfico de drogas a gran escala y si fuera declarado culpable podría ser condenado con hasta 10 y 20 años de cárcel. Actualmente se encuentra en arresto domiciliarios sin posibilidades de comunicarse con el exterior.

La cuestión es que pocos se creen que Golunov sea realmente un traficante o tan siquiera que tuviera en sus manos esa droga para consumo propio. Son muchas las voces que acusan a las autoridades de fabricar un caso para tapar una voz incómoda.

Golunov es un periodista especializado en asuntos de corrupción en Moscú y en particular sobre las mafias de las funerarias en la capital. Uno de sus reportajes recientes expuso cómo familiares de un ex alcalde habían ganado decenas de millones de dólares en contratos municipales que después destinaron a la compra de propiedades inmobiliarias en la capital rusa, según informa The New York Times.

Meduza, el medio de comunicación online para el que trabaja, denunció que Golunov fue golpeado durante la detención y que no recibió atención médica posteriormente. Su empresa defendió en todo momento la inocencia del periodista y reveló que en las últimas semanas había recibido amenazas a raíz de una investigación periodística en curso.

Illya Zhegulev, reportero ruso, dijo a The Guardian que su compañero Golunov es uno de los mejores periodistas de investigación del país y que la mayoría de sus trabajos han dañado a funcionarios y a altos cargos de la Fuerzas de Seguridad.

Desde la Presidencia rusa han asegurado hoy que siguen de cerca el caso y añadieron que algunas de las investigaciones realizadas por el reportero deben ser aún “aclaradas”.

Meduza es una web que abrió en 2014 en la ciudad de Riga, Letonia, para evitar que las autoridades rusas pudieran presionar al medio con amenazas. Aunque la mayoría de su personal trabaja en Riga, algunos empleados, como Golunov, están destinados en Moscú.

Las acusaciones sobre este periodista han levantado una ola de malestar en muchos compañeros de la profesión en Rusia, que no se creen los cargos que pesan sobre Golunov. Además, existen antecedentes de arbitrariedad sobre otros periodistas rusos que han publicado informaciones incómodas contra las autoridades. Algunos fueron amenazados y otros incluso golpeados y asesinados.

De hecho, hoy tres de los periódicos más relevantes, Vedomosti, Kommersant y RBK, publicaron el mismo titular en una rara muestra de solidaridad: "Soy/Somos Ivan Golunov". Varios periodistas se manifestaron este fin de semana ante la sede de la policía en Moscú e incluso algunos de los más famosos periodistas de los medios públicos mostraron su solidaridad con Golunov.

“Consideramos que las pruebas que fueron presentadas por la acusación para demostrar la culpabilidad de Iván Golunov, no son convincentes y las condiciones que rodean su detención despiertan serias dudas sobre el cumplimiento de la ley durante los procedimientos legales”, dijeron en una declaración conjunta los tres diarios, Vedomosti, Kommersant y RBC.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs