Sarkozy: «Schengen está obsoleto, se está derrumbando»

El expresidente francés y líder de Los Republicanos franceses, Nicolas Sarkozy, durante su intervención en el Congreso del Partido Popular Europe (PPE)
El expresidente francés y líder de Los Republicanos franceses, Nicolas Sarkozy, durante su intervención en el Congreso del Partido Popular Europe (PPE)

El ex presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue uno de los líderes más aclamados en la cumbre del Partido Popular Europeo y que más flashes profesionales y personales acaparó. Ahora al frente de la oposición gala, con su recientemente renombrado partido "Les Republicains", Sarkozy tomó la palabra después de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. El ex mandatario fue contundente al indicar que "la idea de Europa es nueva, pero el proyecto europeo es viejo, por lo que los propios ciudadanos europeos debemos impulsar el cambio". Para Sarkozy, es importante que no sean "aquellos que no aman Europa, como los populistas, los que propicien el cambio". Sobre el drama de los refugiados, una de las urgencias de la UE, el ex presidente galo aseguró "que se trata de la crisis de mayor envergadura y más profunda a la que jamás se haya hecho frente en la UE". En sus palabras, a este desafío se debe responder con la solidaridad de los 28, pero también recordó que "no podemos responder con el antiguo Schengen, está obsoleto, se está derrumbando. Debemos responder con la solidaridad de los europeos que proponen un nuevo Schengen". En este sentido, Sarkozy urgió a que todos los países de la UE tengan la misma política de migración, que sea común, para que así seamos más solidarios.

En cuanto a la crisis económica, sobre todo en la eurozona, "ha sido una recesión sin precedentes, por lo que necesitamos integración y una política económica común más fuerte". En suma, el ex mandatario francés exige más competencias y que se apliquen, para "evitar que los populistas y los demagogos pongan a Europa como excusa". Sarkozy fue muy aplaudido por la grada conservadora al reconocer que se debe ser generoso pero no "perder nuestro modo de vida ni nuestra identidad europea: nuestra cultura, nuestras lenguas...".

En cuanto a la ampliación de la UE, se puede resumir que Sarkozy pidió cautela. "No puede ampliarse si no se replantea, no es lo mismo seis miembros que más de 28". Esta semana, la canciller Angela Merkel viajó a Turquía, donde tendió la mano a Erdogan a cambio de su ayuda con los refugiados sirios. A este respecto, el líder de la oposición francesa indicó que "negociar no es ceder ante el chantaje. Una adhesión a Europa no puede ser un chantaje. Habrá que inventar un partenariado con Turquía que no va a ser la adhesión". Sobre Rusia, exigió que se replanteasen las relaciones bilaterales pues se debe tener una "colaboración franca, sincera y estratégica"con Moscú.

Finalmente, y aunque lo dijo al principio de su discurso, esperó que el futuro presidente del Gobierno de España, siga siendo a partir de diciembre, Mariano Rajoy.